El sérum facial aporta numerosos beneficios para tu piel. Aprende a aplicarte el sérum y la diferencia que existe entre sérum y crema.

La experta Cristina Biurrun, de la dirección científica de L’Oréal nos responde a todas las dudas que necesitas saber sobre las propiedades y utilización de los Sérums:

¿Qué diferencia hay entre sérum y suero?

Sérum y suero significan lo mismo, el 1º término está en inglés y el 2º en castellano.

¿Cuál es la definición real de sérum?

Los sérums son denominados así por su formulación, porque muestran una textura diferente a las cremas convenicionales. Podemos encontrar sérums bajo distintas fórmulas, como: fluido, en emulsión y últimamente también en forma de gel.

¿El sérum sustituye a la crema hidratante?

La acción de los sérums es totalmente complementaria a las cremas de día y nunca va a remplazar a tu crema diaria habitual y viceversa. No es aconsejable usarlo solo.


¿Cuántas veces es aconsejable usar el sérum?

Podemos aplicarlo dos veces al día, pero si te olvidas, es recomendable usarlo mejor por la noche, pues tu piel estará predispuesta a que los activos actúen y el producto consiga mejorar tu piel.

¿Cuándo se pueden observar los primeros resultados?

En una gota, tu piel estará más hidratada.

En una semana, podrás notar tu piel más uniforme.

En un mes, toda la intensidad y el tamaño de tus manchas se verán visiblemente reducidos.

La metodología a seguir, es coger el sérum y aplicar dos o tres gotas en frente, mejillas y barbilla y extiéndelo en movimientos circulares y movimientos de alisado, que es del interior al exterior del rostro. Siempre que lo apliques, intenta evitar la zona del contorno de ojos.

Para una mujer de más de 50 años, ¿Qué sérum es recomendable?

El más apto es el Sérum Age Perfect Nutrición Intensa, porque tiene aceites esenciales y nutrientes que reedensifican las pieles maduras.


Toma nota. Los resultados son ¡simplemente espectaculares!