¿Sabes ya cuáles son los pasos que debes seguir para cuidar tu piel en invierno? En este artículo te damos las claves para que la caída del termómetro no afecte a tu piel.

Cuando llega el invierno, la combinación de frío y calefacción causa estragos en tu piel; puede deshidratarla y descamarla, lo que hace que las líneas de expresión y las arrugas parezcan mucho más visibles y que el tono de tu cara se muestre más apagado. Además, el viento también es un factor a tener en cuenta porque resulta muy agresivo para la superficie de tu piel.

¿Cómo puedes evitar la deshidratación este invierno? ¡Es fácil! Para que puedas lucir tu mejor cara estos meses utiliza productos que eviten la pérdida de agua tanto en la cara como en las manos, el cuerpo, los labios y el pelo. Sigue estos consejos para conseguir que capear el vendaval sin que tu piel lo note:

CONSEJOS PARA CUIDAR TU PIEL ESTE INVIERNO

HIDRATACIÓN BAJO CONTROL

Si todavía no has pasado la treintena, aplica una hidratante adecuada a tu tipo de piel sobre rostro, cuello y escote tanto por la mañana como por la noche. La gama Triple Activa te cuida con una fórmula que te proporciona una hidratación intensa y duradera.

A partir de los 35, tus cosméticos deben incluir acciones anti-arrugas para devolver la elasticidad a tu piel además de hidratarla. La línea Anti-arrugas Expert está especialmente formulada para reducir la apariencia de las arrugas, hidratar y alisar tu piel.

Por último, cuando cumplas los 40 debes completar la acción hidratante con un cuidado específico para el contorno de ojos y un sérum que trate los problemas específicos de tu piel.

AGUA TEMPLADA

Sí, tienes razón, cuando llegas a casa después de sufrir las inclemencias del tiempo, lo primero que te apetece es darte una ducha caliente para volver a sentir los dedos de tus pies de nuevo… el problema es que después de 15 minutos bajo una cascada de agua con una temperatura alta, el manto lipídico de tu piel empieza a sufrir y la deshidratación parece inevitable.

Tienes dos soluciones a este problema: puedes bajar la temperatura del agua unos grados o acortar tus duchas unos minutos.

PROTECCIÓN SOLAR

En invierno, el sol también puede dañar tu piel así que no subestimes lo que un protector solar puede hacer por ella; es un producto esencial para evitar el envejecimiento prematuro. Aplica tu fotoprotector antes que la base de maquillaje o elige una que incluya SPF.

CAPAS DE ABRIGO

Elige una bufanda súper calentita, unos guantes y un gorro para salir a la calle… ¡y disfruta del invierno! Además de reducir la sensación de frío consigues un extra de protección contra el viento, el cual deteriora las capas superficiales de la piel encargadas de mantener el nivel de hidratación.

¿Ya sabes cómo proteger tu piel este invierno? ¡Cuídala este invierno con un extra de hidratación!