El acné es un problema dermatológico causado por la secreción excesiva de las glándulas sebáceas y los folículos pilosos. El acné hormonal puede ser debido a la actividad hormonal, como: la pubertad, el estrés, los agentes externos, la acumulación de suciedad en la piel, irritaciones…

El acné es un problema habitual entre el público adolescente. Su eliminación es complicada, pero para ello hay que utilizar los productos adecuados, ya que si no podemos tender a prolongar la aparición del acné y provocar marcas en el cutis muy complicadas de eliminar. Aún así, si eres constante, conseguirás reducir notablemente el aspecto de los granitos y unificar el aspecto de tu rostro, hidrata tu piel, purifícala y desmaquíllala a diario. ¡Lucha contra el acné!

¿Qué producto usar para hacer desaparecer el acné?

Es muy importante el cuidado diario de tu piel para intentar eliminar el acné y los poros de tu rostro.

Para una piel grasa, usa siempre un sérum y una crema hidratante libre de aceite, pero lo que más tienes que tener en cuenta es, una buena limpieza facial a diario, ya que uno de los motivos más importantes de aparición del acné es debido a las células muertas, restos de maquillaje y suciedad que se quedan en tu piel, por no desmaquillarla correctamente. Así que, a partir de ahora, conciénciate de la importancia de limpiar tu piel a diario con el método más sencillo, el agua micelar. Este innovador producto elimina todos los restos de maquillaje e impurezas y revela una mejor calidad de la piel.

El Agua Micelar Desmaquillante limpia y elimina los restos de maquillaje del rostro y de los ojos, gracias a partículas micelares “magnéticas”. Observarás su eficacia en una sola pasada. Además, es hipoalergénica y puede ser usada incluso en las pieles más sensibles, ya que produce 0 irritaciones.

¡Conciénciate de la importancia de una buena limpieza de cutis!

Es muy sencillo dedicar todos los días unos minutos a limpiar tu rostro. Crees que porque un día no lo desmaquillas no pasará nada, pero si esa situación se repite, tu rostro lucirá apagado y tirante. ¡Toma nota!

1. Coge un algodón y aplica sobre él unas gotas de Agua Micelar. No arrastres ni frotes, sólo pasa suavemente el algodón por tu rostro y notarás como los restos de maquillaje desaparecen, en un abrir y cerrar de ojos. Observa la mejor calidad de tu piel.

2. Si quieres mostrar un confort absoluto, aplica un tónico purificante, ya que, además de limpiar, te deja una piel sedosa y confortable sin sensación de sequedad.

3. Cuando tu piel ya esté completamente limpia, aplica unas gotas del sérum y luego utiliza tu crema hidratante habitual. ¡Dale a tu piel toda la hidratación que se merece!

Si limpias tu piel a diario, lucirás una tez limpia, suave y sin imperfecciones.

Además, prueba las mascarillas de Arcillas, con las que conseguirás una limpieza en profundidad. Aplícalas 3 veces por semana y disfruta de la sensación de limpieza en tu rostro.