Ahora que estamos en plena época de verano, nos encanta pasar largas horas tomando el sol en la playa o la piscina y ¡hasta en el parque!, pero pocas veces cuidamos nuestra piel y la preparamos para hacer frente a los rayos UVA y UVB que queman nuestra piel, la envejecen con el paso del tiempo e incluso llegan a propiciar daños futuros irreparables. ¡En tus manos está cambiarlo! Puedes tomar moderadamente el sol, pero hazlo siempre con la piel limpia y protegida. ¡Te contamos cómo hacerlo!

Pasos básicos para limpiar y preparar tu piel para el sol

Lo primero que debes de saber es, que siempre debes tomar el sol con el rostro limpio y desmaquillado. Si maquillas tu rostro y te expones varias horas al sol, conseguirás que en tu piel se muestre exceso de sebo, poros dilatados y manchas difíciles de eliminar. Si no quieres que te pase eso, ¡actúa antes de que sea muy tare! Sigue nuestros pasos básicos para limpiar las impurezas y tomar el sol de una forma segura y eficaz. ¡Tenlo siempre en cuenta!

Paso 1: Leche desmaquillante

La leche limpiadora Sublime & Fresca está demostrado que elimina todos los restos del maquillaje e impurezas y revela una mejor calidad de la piel. Esta leche desmaquillante, enriquecida con un activo exfoliante, elimina todos los restos de maquillaje. ¿Cuándo aplicarla? Aplicar por la mañana antes de salir y tomar el sol y por la noche sobre una piel seca. Utiliza un algodón para extender el producto con facilidad y luego eliminar los restos de maquillaje y suciedad.

Paso 2: Desmaquillante de ojos

Si has maquillado tus ojos en profundidad, lo mejor es que utilices un desmaquillante específico de ojos y labios. Procura que ese desmaquillante contenga aceite para eliminar de una forma más segura y suave los productos de larga duración. ¡Elimina los restos más rebeldes!

Paso 3: Tónico purificante

Este tónico desmaquillante Sublime & Fresca y purificante como el agua, elimina todas las impurezas y revela una piel tonificada y fresca. Solo tendrás que aplicarlo con un pequeño algodón para eliminar los restos que no haya quitado la leche y además, conseguirás calmar tu piel y sentir un efecto refrescante. ¡Finaliza tus limpiezas siempre con un tónico!

Luego, por supuesto, aplica siempre tu crema hidratante con alto factor de protección solar. ¡Lista! Tu piel está radiante y preparadísima para tus largos días de sol y relax. ¡Regresa de tus vacaciones con una piel bronceada y radiante!