Descubre cómo maquillarte si tienes la cara alargada. Gracias al contouring puedes recurrir a algunos trucos de maquillaje para acentuar los rasgos que te gustan y minimizar los que no. Para corregirlo jugaremos con los volúmenes y sombras para generar una impresión óptica más ovalada del rostro.

CARACTERÍSTICA CARA ALARGADA

- Frente y mandíbula de similar anchura.

- Tienden a presentar un mentón prominente, alargado y estrecho.

- Poseen una apariencia alargada.

- Pómulos son estrechos y en ocasiones altos.

UNIFICA EL ROSTRO

Con la prebase de Infalible Sculpt, óptima y ligera, es ideal para realizar la técnica de contouring, destacando las luces y sombras de tu rostro. Las prebases y bases de maquillaje se han convertido en un arma esencial para la mujer. Una vez que hayas hidratado tu piel, puedes aplicar la prebase de maquillaje contouring. Distribúyelo bien con los dedos, una brocha o esponjita.

ESCULPE TU ROSTRO

Equilibra tu rostro, aplicando el tono oscuro en los exteriores de la frente y debajo de las mequillas de forma horizontal hacia el centro del rostro.

Ahora, puedes difuminar sin miedo con tus propios dedos para fusionar ambos colores.


TOQUE DE COLOR EN LAS MEJILLAS

Dale un toque de color a tu rostro para ensancharlo. Aplica bronceador o rubor muy suavemente en tus mejillas. Sonríe frente al espejo para que puedas ver la manzana de tus mejillas, que es donde debes aplicar el rubor. Evita los trazos largos y altos que solamente alargarán tu rostro todavía más.

FIJA TU MAQUILLAJE

Las prebases son perfectos para climas calurosos porque evitan que el maquillaje se mueva, cuando necesites un extra de humectación en invierno o, también, si quieres evitar que componentes de los cosméticos penetren en tu piel. Si tu objetivo es fijar tu maquillaje para que te dure todo el día o la noche, usa unos toquecitos de Infalible Fixing, un spray fijador del maquillaje.

TRUCO DE MODA

Dirige la atención a otra parte de tu cuerpo resaltando tu cuello o los hombros. Usa cuellos en V o cuadrados sobre cuellos redondos u holgados. Evita la ropa y accesorios que alarguen tu cara aún más. Los cuellos abotonados funcionan bien para emparejar la forma de tu rostro, al igual que crear capas con la ropa usando un chaleco o un suéter.