RESULTADOS VISIBLES UNA PIEL INTENSAMENTE NUTRIDA, REVITALIZADA, ILUMINADA. Al instante, la piel queda intensamente nutrida y luminosa. Día tras día, la piel recupera tonicidad, los signos de fatiga se atenúan, los rasgos se relajan, parecen como descansados. Con micro-perlas de aceites, proporciona un acabado confortable y sedoso.

L'Oréal Paris ha seleccionado el Aceite Esencial de Lavanda y el Aceite Esencial de Romero conocidos por sus propiedades anti-edad y anti-oxidantes y los ha combinado con el maravilloso extracto de Jazmín Blanco reconocido por sus propiedades calmantes.