El poder de longevidad de la trufa negra, combinado con las propiedades regenerativas del té negro fermentado.

Estimula la renovación de las células para una revitalización completa: piel más lisa, luminosa, llena de vida.

Aplicar por la mañana y/o por la noche antes del cuidado. Reduce ojeras y bolsas, alisa e ilumina.

Descubre el poder de longevidad de la trufa negra. Un cuidado avanzado para revelar nuevas células día tras día.

La piel renace más lisa y luminosa.