Los laboratorios L’Oréal han seleccionado 3 arcillas puras y las han combinado con Carbón con propiedades magnéticas, en una textura cremosa que no reseca, para purificar la piel y revelar su resplandor.

Para todas las edades y todo tipo de pieles.

Cómo se aplica:

Con la piel limpia, 3 veces por semana aplicar una fina capa evitando el contorno de ojos y labios. Dejar secar 10-15 minutos hasta que la mascarilla esté de color gris. Aclarar abudantemente con agua tibia.

Se asocian tres arcillas puras Caolín con capacidad de absorber exceso de sebo, Montmorillonita que combate las imperfecciones, y Lava de Marruecos que ilumina el tono.

Resultados rápidos y visibles.

Inmediatamente, la piel está más limpia, fresca, libre de suciedad. En 7 días, el tono está más luminoso.

Día tras día, la piel está visiblemente más bella y radiante.