Los laboratorios L’Oréal han seleccionado 3 arcillas puras y las han combinado con Extracto de Eucalipto, con propiedades purificantes, en una textura cremosa que no reseca, para purificar y matificar la piel.

Para pieles normales, mixtas y grasas, con brillos e imperfecciones.

Cómo se aplica:

Sobre la piel limpia, 3 veces por semana, aplicar una fina capa sobre todo el rostro evitando el contorno de ojos y labios. Dejar actuar 10-15 minutos y aclarar abundantemente con agua tibia.

Se asocian tres arcillas puras Caolín con capacidad de absorber exceso de sebo, Montmorillonita que combate las imperfecciones, y Lava de Marruecos que ilumina el tono.

RESULTADOS RÁPIDOS Y VISIBLES.

INMEDIATAMENTE: la piel está fresca, limpia y purificada. En 7 días, la piel está matificada y sin brillos. Día tras día la piel respira, está visiblemente más bella y radiante.