Realza tu contour con color, haciendo que tus mejillas consigan un toque de rubor en tres dimensiones, gracias al último paso en la rutina Sculpt. Realza e ilumina tu maquillaje.

Su fórmula se combina perfectamente con la textura de la palette contour y la base pre-contour.