El Quitaesmalte Flash Remover es probablemente uno de los quitaesmaltes más cómodos que existan.

Sólo tienes que introducir el dedo, hacerlo girar en su interior, y al sacarlo tus uñas estarán perfectas.

El quitaesmalte Flash remover es como un quitaesmalte clásico con la comodidad de un formato con el que no necesitarás almohadillas ni algodón.