El rotulador corrector se utiliza para un acabado perfecto.

Su formato es parecido al de un rotulador o un lápiz: con su punta podrás quitar esos restos de esmalte tan molestos que a veces quedan alrededor de las uñas al pintartelas.

El rotulador corrector permite un acabado perfecto sin restos de esmalte gracias a su punta fina.