Encuentra el cuidado adecuado para tu piel

¿Crees que no cuidas tu piel como se merece? Es el momento de ponerle solución. Puede ser que sea por pereza, por falta de tiempo o por dejadez pero al final dejas en un segundo plano su cuidado y observas como tu piel pierde elasticidad y firmeza, dejando de verse joven. ¡Tenemos la solución! Cambia tu rutina diaria de belleza y cuida tu cutis como se merece. ¡Comienza ya!

Tips para un rostro perfecto

¿Quieres cambiar el aspecto de tu rostro apagado? ¿Te gustaría hacer desaparecer tus primeras arrugas y líneas de expresión? ¡Ahora puedes! Sigue nuestros consejos y descubre cómo transformar tu rostro. Sé constante y nota los resultados de forma rápida. Te contamos qué debes hacer para mostrarte siempre joven según tu tipo de piel. ¡Luce una piel lisa y radiante!

1. Piel normal: cuidado básico diario

La piel normal es la piel perfecta que todas buscamos tener, pero también requiere de unos cuidados básicos. No te vayas a la cama sin realizar una limpieza facial diaria con: desmaquillante, leche limpiadora y tónico. Es fundamental que mantengas siempre tu piel limpia e hidratada para evitar el envejecimiento prematuro. Por supuesto, tras la limpieza aplica siempre tu sérum Revitalift Láser X3 y a continuación, tu crema de día Revitalift Láser X3. ¡Corrige arrugas y redensifica tu piel!


2. Piel seca: exfóliala

La piel seca se detecta por descamarse y mostrarse apagada. Es más propensa a la aparición de arrugas prematuras, ya que no produce suficiente grasa. Para cuidarla, aplica a diario una crema ultra-hidratante y cada 15 días exfóliala, para eliminar las células muertas que se acumulan en tu piel e impiden que la piel se vea joven y elástica. ¡Ponle remedio!


3. Piel grasa: tratamiento libre de aceites

La piel grasa tiene exceso de sebo y muestra acné y unos brillos indeseables. Para eliminarlos, tienes que empezar por cuidar tu alimentación y tomar muchas frutas y verduras; pero además, tienes que usar productos libres de aceites y equilibrantes, que vayan eliminando progresivamente los antiestéticos granitos. Si el problema persiste, puede deberse a desajustes hormonales, así que lo mejor es que visites a tu dermatólogo.

4. Piel sensible: usa productos con PHneutro e hipoalergénicos

Las pieles sensibles son muy difíciles de tratar y normalmente se ven porque tienden a tener rojeces e irritaciones. Para ello, intenta limpiarla muy bien a diario con jabones neutros y utilizar cremas sin parabenos, ni perfume e indicadas para pieles sensibles, para que no alteren la piel. El maquillaje que uses también debe ser ligero y debes procurar que no produzca alergias ni alteraciones. Mima mucho tu piel sensible.

5. Sea cual sea tu piel: protección solar

No importa la estación del año en la que te encuentres, el factor de protección solar alto (nunca uses menos de 30) es fundamental para proteger tu rostro del sol. Los rayos solares siempre inciden con fuerza y si no te proteges, con el tiempo, comenzarás a observar manchas y arrugas en tu cutis difíciles de eliminar; así que… ¡previene antes de curar! Antes de maquillarte, aplica siempre factor de protección solar. ¡Son años de juventud!

¿Ya has detectado tu tipo de piel? Es el momento de cuidarla y lucirla siempre joven. Sigue unos cuidados básicos y ¡di adiós a las arrugas!

Artículos Relacionados