El envejecimiento de la piel

El envejecimiento de la piel es un fenómeno complejo que acumula varias manifestaciones al nivel de las células y de las capas profundas de la piel. El cambio más evidente es la pérdida de elasticidad de la piel y la aparición de arrugas.

Qué ocurre en tu piel y por qué pierde su tonicidad.

La cantidad de colágeno naturalmente presente en la piel merma; además, el número y la cantidad de fibras elásticas se reduce igualmente, lo que provoca una pérdida de tonicidad y un relajamiento. En estos casos, es necesario reafirmar la piel.

Por otra parte, la renovación de las células de la epidermis se reduce cerca del 50%, lo que explica la disminución del espesor de la piel. Las glándulas sebáceas se atrofian disminuyendo la hidratación natural de la piel y finalmente la gravedad atrae los tejidos hacia abajo.

Factores que aceleran el envejecimiento natural de la piel

  • Las modificaciones hormonales: en particular en la mujer menopaúsica.
  • Una alimentación pobre en anti-radicales libres y ácidos grasos esenciales: Está entonces recomendado adoptar una alimentación rica en frutas y verduras, en leguminosas, en féculas, en pescados y variar la calidad de sus aceites alimenticios (aceite de colza, aceite de pepitas de uvas, aceite de oliva).
  • El tabaco: el humo del tabaco es rico en sustancias nocivas para la piel, provocando una tez gris y apagada.

  • El sol y las exposiciones solares: Los efectos permanentes engendrados por el foto-envejecimiento son a la vez superficiales y profundos. Los rayos UVB, son los que causan el enrojecimiento de la piel, vuelven la capa superficial más frágil. En cuanto a los rayos UVA, provocan daños más en profundidad, en la dermis, ahí donde se encuentran el colágeno y la elastina.

Este retrato no es muy alegre, pero no te alarmes. Tenemos los medios para ayudarte a ralentizar el proceso del envejecimiento de la piel y algunos consejos para prevenir la aparición de estos signo.

- Cuidar bien la piel desmaquillándola diariamente, la aplicación de cuidados para el rostro adaptados a tu tipo de piel y de productos para el cuerpo, hidratantes como la crema de día Hydrafresh ,como las cremas antiedad Age Re-Perfect o anti-celulíticos como las cremas Perfect Slim para la celulitis.

- Tener una buena alimentación.

- Hacer ejercicios: La actividad física favorece una buena circulación sanguínea, necesaria para el mantenimiento de la piel.


¡Empieza desde hoy mismo a cuidar tu piel!

Artículos Relacionados