Los 5 errores que no debes cometer en el cuidado de la piel

La piel es nuestro bien más preciados y ¡solo hay una! Así que debemos mantenerla elástica e hidratada para mantener un rostro joven y nutrido por más tiempo.

El cuidado diario de la piel es imprescindible para notar una tez suave, uniforme y sin arrugas, manchas o prolongadas líneas de expresión. Si quieres mantener tu piel sana y bella, toma nota y evita cometer los siguientes errores comunes.

Piel 0 imperfecciones 0 errores

1. Desconocer tu tipo de piel.

Debes tener claro si tu tipo de piel es normal, sensible, seca, grasa o mixta. Diferenciarlas es primordial para saber qué tipo de cremas usar. Una opción perfecta para combatir los signos de envejecimiento y daños solares es aplicar a diario Revitalift Total Repair 10. Estimula los liftantes naturales de la piel responsables de la elasticidad, la vitalidad y la firmeza natural de la piel. ¡Descubre el potente tratamiento anti-envejecimiento!

2. No tener un ritual de limpieza diaria

Debes asistir, al menos, 1 vez al año a un especialista para hacerte una profunda limpieza facial. Por supuesto, cada semana procura exfoliar tu piel y lava siempre tu rostro con un jabón neutro y sin sulfatos. También, procura usar cremas para el contorno de ojos y labios, ya que estas zonas son muy sensibles al paso del tiempo.


3. No proteger tu piel del sol

El sol es uno de los grandes enemigos de la piel. Debes usar siempre, antes de salir de casa, una crema con alto factor de protección solar, sea invierno o verano; haga sol, esté nublado o llueva. Los rayos de sol hacen daño en cualquier época del año. ¡Protégete!

4. Utilizar productos químicos

Los productos químicos contienen sustancias dañinas para tu piel y en ocasiones, pueden producir unos efectos secundarios poco deseables, además de conseguir que tu tez se muestre más envejecida. Ya lo sabes, procura usar siempre productos de calidad y naturales.

5. No desmaquillarte a diario

Intenta no utilizar las toallitas desmaquillantes como único desmaquillante, ya que no son la mejor opción porque pueden secar demasiado tu piel y no limpiarla en profundidad. Lo ideal es que apliques tu jabón limpiador, tu desmaquillante de ojos y labios, tu agua micelar y por último un buen tónico que consiga recuperar toda la elasticidad y suavidad de tu piel.

No es una trabajo complicado, solo debes seguir unos consejos básicos y observarás como tu piel mejora notablemente. ¡Luce una piel radiante!

Artículos Relacionados