Claves para la limpieza facial

Si quieres lucir un rostro joven y saludable es hora de que cambies tus hábitos de belleza. Lo primero que tienes que hacer es, realizar un correcto cuidado facial diario. Lo ideal es que desmaquilles tu rostro y limpies en profundidad antes de irte a dormir. Sabemos que da pereza, pero es algo que tienes que incorporar en tus cuidados diarios. Verás cómo en muy poco tiempo descubres los extraordinarios resultados. ¡Siempre querrás lucir una piel completamente limpia!

Los secretos para cuidar tu piel

1. Desmaquilla

Si maquillas tu rostro a diario, debes procurar retirar los restos de maquillaje más difíciles de eliminar como la máscara de pestañas, el corrector de ojeras o el color de tu boca. Para ello, coge un algodón y empápalo en un desmaquillante de ojos bifásico, (mira que contenga aceite ya que retira mucho mejor la suciedad) deslízalo suavemente por ojos y labios y retira suavemente el producto. ¡Eliminarás hasta los restos waterproof de una sola pasada!

2. Limpia

Después, usa una leche limpiadora ligera o un aceite limpiador adecuado para tu tipo de piel. Una vez más, ayúdate con un algodón para retirar el exceso de suciedad o incluso, podrás hacerte con los nuevos cepillos limpiadores que hay en el mercado, que eliminan el maquillaje y la suciedad en un minuto, además del de finas líneas de expresión, arrugas y poros, dejando la piel visiblemente más bella y receptiva.

3. Tonifica

Una vez que tu piel esté limpia, es hora de tonificarla. Para ello, aplica un tónico refrescante,que proporcione una agradable sensación de frescor y tonifique en profundidad la piel. Haz que tu piel se sienta menos tirante.

4- Hidrata

Por último, es hora de hidratar tu piel limpia. Utiliza primero un serum, después, aplica Revitalift Láser X3 noche (y por el día, aplica la opción Revitalift día, por supuesto) y luego, utiliza el contorno de ojos Revitalift Láser X3 para evitar la aparición de bolsas y ojeras y mostrar una mirada siempre hidratada. ¡Siente la sensación de confort en tu rostro!


Además, limpiarte la cara con agua fría favorecerá tu circulación sanguínea. Evita lavar tu rostro con agua demasiado caliente. ¡No te saltes ningún paso! Desmaquilla, limpia, tonifica, e hidrata.¿Qué te parece el resultado?

Nota del experto: Recuerda que solo usar una toallita húmeda y pasarla sobre tu rostro, no eliminará intensamente la suciedad y los restos de maquillaje de tu piel. Las toallitas son perfectas para una limpieza rápida cuando vas de viaje o estas fuera de casa, pero no para limpiar tu rostro a fondo a diario.

Ya tienes todas las claves para limpiar tu rostro sin ningún esfuerzo excepcional. A partir de ahora incorpora este cuidado en tu rutina de belleza y mantén un cutis luminoso e hidratado 24 horas. ¡Lucirás una piel envidiable y sana!

Artículos Relacionados