¿Qué es "dieta detox"?

La "dieta detox", es el último grito entre las famosas para eliminar toxinas, que ya ha conseguido verdaderas adictas con las que esta dieta ha marcado un antes y un después.

El detox es una dieta que se basa en zumos o batidos (de color verde), y que es una de las mejores maneras de alcalinizar el cuerpo y eliminar toxinas, especialmente después épocas en las que se ha comido en exceso, como: vacaciones, fiestas navideñas, cumpleaños… pero también es recomendable hacerlo con regularidad. Beber estos zumos verdes (están compuestos de espárragos, jengibre, manzanas, kiwis o frutas del bosque) es la manera más rápida de ingerir nutrientes, minerales y vitaminas, los cuales van directamente a las células y desintoxican el organismo de los malos hábitos alimenticios.

Mientras muchas personas notan mejoría después de llevar unos días haciendo “la dieta detox” en otros casos, hay gente que no consigue aguantarla bien, ya que también tiene posibles efectos secundarios, como: carácter irritable, cambios de humor, sentimientos de cansancio e incluso síntomas de estreñimiento al cambiar la alimentación de forma tan radical.

Los posibles efectos adversos de una dieta de desintoxicación

Las limpiezas y desintoxicaciones pretenden terminar con un modo de alimentación errático y poco saludable, para de esta forma estimular y reiniciar el metabolismo. Si eres de las personas que hace ejercicio físico a diario, con este tipo de dietas deberás bajar el ritmo, ya que es complicado mantener el mismo nivel de rendimiento cuando nos estamos sometiendo a una dieta limitada y restrictiva puede traer efectos adversos para la masa muscular. Tu organismo se depura y está lleno de nutrientes, pero no grasas o hidratos con los que puedes aguantar un mayor rendimiento físico, por eso, controla el ejercicio que haces mientras estás sometido a este tipo de dietas “de choque”.

Sigue una dieta saludable todo el año

El realizar un dieta depurativa durante 1 semana, es una acción conveniente pero no debe convertirse en un rutina. Lo ideal, es seguir una dieta equilibrada durante todo el año y comer siempre de forma saludable con una alimentación rica en verduras, frutas, hortalizas y por supuesto, nada de grasas animales ni fritos. Con este cambio de hábitos conseguirás sentirte mejor, perder peso rápidamente y empezar a comer correctamente.

Come sano, haz deporte y no abuses de dietas relámpago con las que podrás perder mucho en poco tiempo, pero conseguirás recuperar lo perdido si no llevas a cabo hábitos saludables. Siéntete bien con tu cuerpo y no sigas las modas, sólo cuídate por dentro y por fuera.

Artículos Relacionados