La solución de la piel grasa y acnéica

¿Tienes La piel grasa? ¿Tienes tendencia a tener granitos? ¡Acaba con el problema! Si quieres cambiar el aspecto de tu rostro y lucir siempre una piel lisa y sin imperfecciones, ¡ponle remedio! Te enseñamos los tratamientos fundamentales para mostrar un cutis siempre hidratado y sin antiestéticos granitos. ¡Tú puedes conseguir lucir una piel radiante!

El aceite de rostro para acabar con la piel grasa

Seguramente te cueste creerlo, pero cuando lo pruebes entenderás sus beneficios. El aceite Extraordinario para el rostro acaba con la piel grasa y con la aparición de acné, dejando un cutis liso y con el sebo completamente equilibrado. Acaba yo con la falsa creencia de que el aceite para el rostro engrasa la piel, ¡todo lo contrario! Ayuda a nutrir intensamente, revitalizar y recuperar la luminosidad de la piel. Día tras día, la piel recupera tonicidad y los rasgos se alisan. La piel se suaviza y revela su luminosidad.

¿Cuáles son las características del aceite?

Desde la primera aplicación, notarás unos resultados espectaculares. ¿Quieres saber las ventajas de usar aceite en tu rostro si tienes la piel grasa? Te contamos sus principales características:

Nutrición intensa

Con ocho aceites esenciales

Revitaliza e ilumina la piel

Textura ligera que penetra rápidamente

Perfume aromático

¿Te animas a incluir el Aceite Extraordinario en tu ritual diario de belleza?


Los rituales del Aceite

Es importante que aplique el aceite en tu rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche. Sé constante y aplica el aceite antes de tu crema habitual, sobre el rostro limpio y desmaquillado. ¡Toma nota de cómo realizar un correcto uso del producto!

1. Ritual de día

Aplica 2 o 3 gotas directamente sobre la piel y extiéndela por todo el rostro. Masajea con la yema de los dedos con pequeñas presiones para obtener un brillo natural.

2. Ritual de noche

Aplica 4 o 5 gotas en una mano y frota con las dos palmas para esparcir la textura. Extiende el aceite en tu rostro presionando suavemente en la frente, las mejillas y el cuello para que el producto penetre suavemente en tu piel.

Ya tienes el secreto para decir adiós al exceso de grasa y acné en tu piel. Los resultados extraordinarios: una piel más hidratada, nutrida, luminosa y tonificada. ¡Incorpora el aceite del rostro en tus imprescindibles de belleza!

Artículos Relacionados