¿Cómo cuidar la piel?

En verano es muy importante cuidar la piel frente a las altas temperaturas, pero no menos importante es mimarla después del verano. Con la llegada del otoño, tu perfecto moreno va desapareciendo y la piel se va resecando mostrándose rugosa y sin vida. Para poner remedio a estos contratiempos, te vamos a dar algunos trucos sobre el cuidado de la piel.

Así, podrás cuidar la piel del rostro y el cuerpo protegiéndola de todos los cambios extremos y condiciones adversas. Si no tienes mucho tiempo disponible para cuidarte, no te preocupes, basta con incorporar tu ritual de belleza a tu rutina diaria: antes de irte a dormir, al salir de la ducha, después de desmaquillarte… con unos sencillos pasos observarás como tu piel vuelve a tener vida y se mostrará suave y radiante.


CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL

Para nutrir e hidratar tu piel, aplica diariamente una crema hidratante y nutritiva por todo el cuerpo, incidiendo en las zonas más rugosas cómo pueden ser rodillas o codos.

Si tu piel es normal, utiliza una crema ligera que hidrate tu cuerpo sin sobrecargarlo en exceso.

Si tienes una piel grasa usa un exfoliante dos o tres veces a la semana. Es importante que la crema hidratante que utilices no contenga aceites y así evitarás el exceso de brillos. Para el rostro, las mascarillas con barro y/o arcilla absorben el exceso de grasa y suciedad, reduciendo el poro y ayudando a mantener tu piel siempre limpia. Por último procura evitar las pastillas de jabón, ya que estos productos estimulan la aparición de zonas grasas y exceso de sebo.

Para pieles secas, procura comprar una hidratante indicada y aplícala dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Usa exfoliante una vez por semana y aplica siempre en tu rostro una crema con factor de protección solar, para evitar que tu piel se reseque con mayor facilidad.

Las pieles sensibles, tienen que tener mucho cuidado con los productos que contiene ingredientes químicos o abrasivos, ya que pueden dañar tu piel. Lo mejor es que pruebes siempre el producto previamente en tu muñeca, para ver la reacción que te produce. Aplica siempre una crema hidratante para pieles sensibles y utiliza factor de protección para protegerla en todo momento.

Por último tenemos las pieles mixtas, posiblemente las más comunes. Ten cuidado en usar productos que puedan secar tu piel y siempre aplica un limpiador facial antes de utilizar la crema hidratante y aplicar tus productos de maquillaje favoritos.


La piel es el reflejo de nuestra apariencia y si no la cuidamos, tendremos un aspecto descuidado, poco sano y en muchos casos pareceremos más mayores de lo que somos. ¡Cuida y protege tu piel. Mantén siempre su firmeza y elasticidad!

Artículos Relacionados