La base de maquillaje líquida

La base de maquillaje es un producto imprescindible para que nuestro rostro permanezca liso y sin imperfecciones, con un toque de color natural y favorecedor.

Usar base de maquillaje no reseca ni cuartea la piel, sino todo lo contrario, deja un rostro fresco, saludable y uniforme. La base de maquillaje protege nuestro rostro de agresiones externas y además, ofrece a nuestra piel un velo de color perfecto para mostrar una cara que esconda líneas de expresión, granitos o poros dilatados. ¡Son todo ventajas!

¿Base líquida o compacta?

A la hora de pensar en qué base de maquillaje aplicar sobre tu rostro, te surge la duda: ¿líquida o compacta? Cada base de maquillaje está indicada para un tipo de piel diferente y obtendrás resultados distintos, así que toma nota y descubre qué base se ajusta mejor a tu tipo de piel. ¡Descubre como lucir un rostro radiante y con 0 imperfecciones!

1. Bases de maquillaje líquidas

Las bases de maquillaje líquidas están ideadas para todo tipo de pieles, pero en especial para pieles sensibles, normales y secas. Estas son sus características:

- Son más fáciles de aplicar

- Muestran un ligero toque de color natural, que no engrasa la piel ni la deja pegajosa

- Muestran luminosidad en los rostros apagados

- Consigue tapar imperfecciones, granitos y pequeñas arrugas

- Ofrecen una capa protectora contra agresiones externas

- Unifican el tono de tu piel

- Son ligeras

Si quieres utilizar una base de maquillaje fluida para tu maquillaje diario, utiliza el fondo de maquillaje Infalible. Ese maquillaje perfeccionador permite una óptima cobertura y unificación del color de la piel. Es de larga duración y aporta una sensación de confort única. ¡Es un imprescindible de belleza!


2. Bases de maquillaje compacta

Las bases compactas o en polvo están ideadas para pieles mixtas o grasas y tienen los siguientes beneficios:

- Son fáciles de aplicar y normalmente, van acompañadas de una pequeña esponja con la que podrás retocarte en cualquier momento.

- Eliminan los brillos de la piel

- Se extienden fácilmente

- Muestran un tono natural y uniforme

- Son de larga duración

Las bases compactas son más densas pero suelen aguantar durante más tiempo, pudiéndose retocar de un modo muy cómodo. No obstante, si tienes la piel seca, no son recomendables, ya que el polvos tenderá a resecar más tu piel; en cambio para la grasa en buena, ya que el producto conseguirá absorber el exceso de grasa y matificar el rostro.

Ya conoces la importancia de usar una buena base de maquillaje para lucir un rostro uniforme en tu maquillaje diario. ¿Ya sabes cuál se adapta mejor a tu tipo de piel?

Artículos Relacionados