MiPielLoVALE

DESCUBRE EL CUIDADO QUE MERECE TU PIEL

Trucos para aplicar el corrector de ojeras

PIEL

Trucos para aplicar el corrector de ojeras

¿Sabías que puedes utilizar el corrector de muchas formas además de para tapar granitos y ojeras? Descubre todos los trucos que te ayudarán a manejar este imprescindible de tu neceser como una profesional.

Sí, el corrector de ojeras tapa el color oscuro de la zona de debajo de tus ojos pero también puedes utilizarlo para uniformar el tono mediante la aplicación de una pequeña cantidad de producto sobre granitos, rojeces u otras imperfecciones. Conviértelo es una especie de varita mágica que perfecciona el acabado de tu maquillaje: afila el rabillo de tu eyeliner, mejora el acabado del contouring o ilumina tus facciones en cuestión de segundos.

Te enseñamos todo el potencial que esconde tu corrector de ojeras y ¡ya no podrás vivir sin él!

LA ELECCIÓN CORRECTA DEL COLOR

Lo primero que debes hacer es elegir el tono adecuado de corrector: apuesta por colores beige si solo necesitas corregir pequeñas imperfecciones y si tus ojeras no son muy profundas; por ocres o un beige algo más amarillo si la zona de debajo de tus ojos tienen un color morado; y, por último, elige rosados si lo que buscas es corregir subtonos amarillentos.

Cuando vayas a elegir tu corrector de color beige, decídete por un tono más claro que el de tu piel para conseguir un ligero efecto iluminador; evita los más oscuros ya que, de lo contrario, intensificarás aún más la apariencia de las ojeras.

Consejo: Huye de los correctores de ojeras demasiado claros ya que, aunque a simple vista solo notes la zona iluminada, si te haces alguna foto con flash el efecto antifaz blanco es inevitable.

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LA APLICACIÓN DEL CORRECTOR

CUÁNDO DEBES APLICARLO…

A la hora de aplicar tu corrector, hazlo antes de comenzar con la base de maquillaje o después, según el acabado que quieras conseguir: si lo haces antes, no apliques después tu base de maquillaje sobre las ojeras para no sobrecargar la zona de producto y lograr un efecto piel natural; si vas a hacerte un ahumado o quieres lograr un acabado luminoso, utiliza tu corrector después de la base para “limpiar” e iluminar tu rostro.

Consejo: Aplica previamente una crema de contorno de ojos para suavizar la zona e hidratarla, de esta forma evitarás que el producto se cuartee o que se marquen aún más las líneas de expresión.

CÓMO DEBES APLICARLO…

Puedes elegir la herramienta con la que te sientas más cómoda para aplicarlo: un pincel pequeño, para cubrir la zona con más precisión; una esponja difuminadora, para un acabado impecable; e incluso las yemas de los dedos, uno de los métodos más populares.

Si prefieres este último, utiliza tu dedo anular ya que la piel del contorno de los ojos es muy fina y delicada y ese dedo el que menos fuerza ejerce; realiza pequeños toques para difuminar el producto hasta que se camufle con el resto de la piel.

¿Una piel uniforme y sin imperfecciones a la vista? Elige el corrector de ojeras perfecto para ti y presume de un rostro impecable.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Lo más Leído. No te pierdas nuestros artículos 1 Minute Test. Encuentra el tratamiento perfecto para tu tipo de piel. Haz el test. Asesora online. ¿Quieres recibir una respuesta en directo? Pregunta a hora a nuestra experta en nuestro chat o a traves de Whatsapp Asesora online. ¿Quieres recibir una respuesta en directo? Pregunta a hora a nuestra experta en nuestro chat o a traves de Whatsapp

MITOS Y VERDADES

NUESTROS INGREDIENTES