Cómo limpiar tus brochas de maquillaje

MAQUILLAJE

Cómo limpiar tus brochas de maquillaje

Es fácil olvidar esta parte de tu rutina de belleza, por eso, te damos algunos trucos para que limpiar tus brochas de maquillaje te resulte facilísimo. ¡No te los pierdas!

Las brochas de maquillaje son herramientas imprescindibles para conseguir que tu maquillaje quede perfecto. Marcan la diferencia en el acabado de tu look que puede pasar de un 5 a un 10 solo con la correcta utilización de los pinceles. Pero es importante utilizar las brochas y los pinceles adecuados ya que, si no lo haces, puede que el resultado final no sea tan bueno como esperabas.

Algo que tienes que recordar es que lavar las brochas de vez en cuando es obligatorio porque acumulan suciedad que puede causarte irritaciones, picores o incluso granitos en la piel. Además, si cuidas tus herramientas como debes, duran mucho más tiempo en plena forma.

Si no sabes cómo hacerlo, este es el artículo perfecto para ti porque repasaremos los mejores consejos para dejar tus herramientas como los chorros del oro… ¡en poco tiempo!

¿CÓMO PUEDES MANTENER TUS BROCHAS IMPECABLES?

Existen varias formas de limpiar tus brochas, pero nosotros te contamos el paso a paso súper rápido para tenerlas siempre listas a la hora de crear tu look. Muchas gurús de la belleza aseguran que reservan un día a la semana para lavar todas sus brochas de maquillaje, nosotros te proponemos el domingo y, de paso, aprovecha para cuidarte mientras tanto con una buena sesión de multimasking.

¿Estás preparada para una tarde de limpieza?

  1. Para empezar, utiliza un champú con pH neutro o los especiales para bañar a los bebés. Coloca una pequeña cantidad en la palma de tu mano y frota tu brocha contra ella con suaves movimientos circulares.

    ¡Importante! Nunca coloques tu brocha vertical con los pelos hacia arriba a la hora de lavarla, la razón es que la humedad puede llegar hasta el pegamento que los une al mango y se estropeará definitivamente.

  2. A continuación, aclara el pincel con agua y repite la misma operación hasta que salga totalmente limpia. Si los lavas todas las semanas conseguirás retirar toda la suciedad de una vez.

    Después, elimina el exceso de humedad con una toalla.

  3. A continuación, coloca el mango en una superficie plana pero intenta que la zona de los pelos no se quede apoyada sobre ella para que no se deformen (puedes solucionar este problema secando tus herramientas en el canto de una mesa).

  4. Para terminar, repite la misma operación con todas tus brochas. Te llevará un tiempo hacerlo pero te asegurarás de que quedan impecables.

Haz un pequeño esfuerzo y sé constante en la limpieza de tus herramientas de maquillaje, tu piel te lo agradecerá.

Recomendado para ti...

1 Minute Test. Encuentra el tratamiento perfecto para tu tipo de piel. Haz el test. Asesora online. ¿Quieres recibir una respuesta en directo? Pregunta a hora a nuestra experta en nuestro chat o a traves de Whatsapp Asesora online. ¿Quieres recibir una respuesta en directo? Pregunta a hora a nuestra experta en nuestro chat o a traves de Whatsapp

MITOS Y VERDADES

NUESTROS INGREDIENTES