Nuestra portavoz Julianne Moore se lleva el Óscar a la mejor actriz

L’Oréal Paris está de enhorabuena y es que, nuestra portavoz Julianne Moore ha sido galardonada con un Óscar a la mejor actriz por su espectacular papel en la película “Siempre Alice” donde interpreta a Alice, una lingüista de la Universidad de Columbia diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano.

Julianne Moore posee una filmografía de vértigo. Femme fatale o madre de familia torturada, esta camaleónica actriz sabe convencer tanto en las películas independientes como en las grandes producciones que alterna desde su comienzo.

Una belleza pelirroja con un gran carisma y naturalidad

A sus 54 años, es una madre y esposa feliz, con una carrera fulgurante, y lo que le queda. Basta con verla sonreír en la alfombra roja. En su cara pecosa se forman arrugas, no hay tiranteces, ni extrañas transformaciones en su rostro. Afirma que no va a caer en los efectos del bisturí. No ha "Me gusta pensar que puedo envejecer de forma natural. No voy a condenar a nadie por algo que le hace sentirse bien. Pero yo quiero parecerme a mí misma", dijo a la revista The Edit. "No vamos a vivir para siempre. Podría estar muerta a los 54 y, ¿sabes qué? Entonces no tendré que preocuparme por envejecer".

La elegancia y el carisma que libera esta gran belleza me convenció inmediatamente para que tuviera su lugar entre nuestras Portavoces. Esta icónica actriz, singular en Hollywood y sin obsesión por los estereotipos, simboliza una feminidad libre, sincera y audaz”. Declara Cyril Chapuy, Director General Internacional de L’Oréal Paris.

Cuando comenzó a formar parte de nuestro equipo de portavoces de L’Oréal Paris, afirmaba que para ella era un honor poder transmitir los valores de confianza asociados a la firma. “Cualquier mujer merece que se le preste el tiempo y la atención necesaria, sin tener en cuenta su edad u origen, me siento orgullosa de ser la imagen de Renacimiento Celular, la respuesta perfecta para las mujeres de 50 años que, como yo, cuidan su piel sin pasar por el quirófano”, declara Julianne Moore.

La consagrada actriz, sigue cosechando triunfos haya donde va y es que su pasión, su profesionalidad y su carisma ante las cámaras, se representa como un icono de belleza consagrada. Estilo, glamour, sofisticación y naturalidad son las claves del éxito personal y profesional.

Artículos Relacionados