Otoño gastronómico

La gastronomía española es muy rica y variada. La comida en España es un reclamo turístico tanto para los españoles como para gente que viene de otros países para disfrutar de todos los manjares culinarios de nuestro país. La famosa dieta mediterránea, está muy presente entre nosotros y disfrutamos saliendo a comer o a cenar y por supuesto, descubriendo los templos del “tapeo” de cualquier rincón de la ciudad donde vivamos o visitemos.

Quedarse con un punto de la geografía española es difícil, ya que todos tienen platos típicos espectaculares, que nos harán chuparnos los dedos y querer repetir sin parar, pero si vas a hacer un viajecito, apunta lo mejor de cada comunidad:

LA COCINA DEL NORTE

El norte es una región bastante lluviosa y con temperaturas más frías y húmedas, que goza de una gastronomía rica y variada tanto en carnes, como pescados y mariscos.

En el País Vasco destacamos platos propios como el marmitako (patatas con bonito) y el txangurro (almejas y centollo). Asturias destaca por su carne, su queso y como no, por su archiconocida fabada. Para beber, por supuesto, no puede faltar la sidra. Llegó el turno de Cantabria, donde podrás comerte unas anchoas espectaculares, así como un sinfín de mariscos y crustáceos. Y por supuesto, Galicia con platos como el pote, las caldeiradas o su famoso pulpo.

Por último, no podemos olvidarnos de Aragón, La Rioja y Navarra; espárragos, pimientos, borrajas, cardos así como los melocotones y las peras, tienen una merecida fama por su exquisita calidad.

LA COCINA DE LA COSTA MEDITERRÁNEA

El mar mediterráneo de fondo y las agradables temperaturas, bañan la costa mediterránea y su exquisita comida. Distinguimos Cataluña con su Calsotada y su tradición vinícola, la Comunidad Valenciana con la Paella, en Murcia destacamos las mojamas y el pastel de carne murciano; y por supuesto, las Islas Baleares con su repostería encabezada por las ensaimadas mallorquinas y la excelente sobrasada.

LA GASTRONOMÍA DE LA ZONA CENTRO, LAS CASTILLAS y EXTREMADURA

Madrid aporta el cocido madrileño, el bacalao y los callos. Y si quieres un buen dulce, prueba en Semana Santa sus torrijas. En cuanto a Castilla y León, destacamos su exquisito cochinillo segoviano, sus embutidos y como no, sus legumbres. Castilla la Mancha, no podía ser menos, y entre sus manjares destacan el azafrán, la miel de La Alcarria, las migas del pastor y el queso manchego.

También debemos hacer mención a Extremadura, en la zona oeste de la península, con una gastronomía rica en calderetas, cochifritos y escabeches, sin olvidar sus tortas del Casar y el jamón.

LA COMIDA DEL SUR Y LAS ISLAS CANARIAS

Andalucía tiene todo un patrimonio gastronómico y con un legado espectacular de la cultura árabe. Magníficos dulces, espectaculares frutas y hortalizas, gazpachos, guisos y sabrosas frituras son algunos de los platos típicos de las ciudades que la conforman.

Y por último, las Islas Canarias donde, a parte de su envidiable tiempo durante todo el año y sus espectaculares playas, también podemos degustar platos buenísimos como, las papas con mojo, el gofio y grandes cultivos tropicales encabezados por el afamado plátano de canarias. No te olvides de Ceuta y Melilla, y si tienes la opción de visitarlas, descubre sus pescados, sus pinchos morunos y sus especias árabes. ¡Seguro que repetirás!


Ya tienes lo mejor de la dieta mediterránea, así que ¡te espera un otoño cargado de viajes y opciones gastronómicas!

Artículos Relacionados