Soluciones prácticas y remedios para el pelo graso

El cabello es una de las armas de seducción de las mujeres y definen mucho nuestra apariencia exterior. En ocasiones observamos como nuestro pelo se muestra castigado y sin brillo y con tendencias a engrasarse.

De todos los problemas capilares que puedan surgirte, el cabello graso es uno de los más difíciles de solucionar. Este tipo de cabello se caracteriza por su falta de volumen y su aspecto más sucio y descuidado teniendo que optar por lavarlo constantemente y por llevarlo completamente recogido o con gorros y sombreros, para intentar taparlo. Es importante que mantengas una correcta higiene diaria y sigas manteniendo unos consejos prácticos para cuidar tu aspecto, luciendo una cabellera brillante y resistente. No sólo debes de limpiar tu cabello con champús anticaspa o antigrasa, también debes acudir a un profesional para que pueda examinarte tu cuero cabelludo y puedas aplicar los tratamientos más aconsejables. También, recuerda cortarte el pelo periódicamente y no abuses de planchas ni secadores.

Remedios prácticos contra el cabello graso

Lava tu cabello de forma moderada.

Si tienes grasa y observas como tu pelo comienza a tener caspa y descamaciones, lo mejor es que procures no lavar tu cabello diariamente. Cuando apliques el champú, procura mimar tu cabello masajeando el producto con pequeños y suaves movimientos circulares. Nunca utilices exceso de producto ni frotes enérgicamente, pues conseguirás dañar tu cuero cabelludo y la posible aparición de pequeños escemas y rojeces. Lo mejor es que utilices productos exclusivos para cabellos grasos.

Cepilla tu pelo suavemente.

No utilices cepillos metálicos o peinas que puedan partir tu cabello. Divídelo por mechones y cepíllalos suavemente para no quebrarlos.

No abuses de secadores o planchas

Productos que puedas calentar excesivamente tu cuero cabelludo. Si aún así lo utilizas, procura mantener una distancia de, el menos, 5 cm entre el secador y tu cabello, sin tener un contacto directo.

No utilices lacas ni fijadores en exceso

pues eso conseguirá que ensucies tu cabello.

Si tiñes tu cabello, procura utilizar coloración sin amoniaco

ya qué así conseguirás que tu pelo muestre un brillo natural y duradero y no dañarlo con ingredientes resistentes y no agresivos.

Lleva a cabo una dieta sana y equilibrada.

Procura comer alimentos naturales con gran presencia de verduras, frutas, legumbres y frutos secos. Evita las grasas de origen animal y los cítricos.

Hay muchas formas de cuidar tu cabello y mantenerlo limpio y fuerte por más tiempo, con una apariencia espléndida. Controla la secreción excesiva de sebo y acude a un especialista si tu problema persiste. ¡Mantén tu cabello alejado de la caspa

Artículos Relacionados