«La primera vez que oí ‘Porque yo lo valgo’, fue definitivamente un cambio en el marco del por qué tú debes verte bien. Es una declaración muy poderosa que ha trascendido en el tiempo. La belleza viene de dentro; es un estado de mente. Estoy orgullosa de formar parte de este mensaje y representar a las mujeres de L’Oréal Paris”.»

Susan Sarandon para l'Oréal Paris

La nueva portavoz de L´Oréal Paris Susan Sarandon es una mujer sin filtros. Descubre su biografía y sus trucos de belleza.

Todas las portavoces

LA LEYENDA DE HOLLYWOOD

Susan Sarandon es una leyenda de Hollywood y una de las actrices más respetadas de nuestro tiempo. Ella es una verdadera mujer que lo vale: ganadora de un Oscar, madre, activista, empresaria, luchadora y un precioso ejemplo de cómo envejecer con un toque de gracia. Ha creado su propio camino hacia el éxito con su trabajo en el cine, la voluntad de decir todo lo que piensa sin filtro y su belleza sin edad. Respetada por sus amigos y adorada por el público, Susan Sarandon demuestra que la edad es solo un número y que la felicidad es la definitiva herramienta para la belleza.

ICONO CINEMATOGRÁFICO

“Susan es un icono cinematográfico. Ella es fuerte, carismática y tiene mucho talento. Su activismo abierto, trabajo cautivador y auténtico encanto seguirá inspirando a las mujeres a no tener miedo y a creer en sus convicciones. Ella es una mujer de verdad con valores tanto por dentro como por fuera. Nos sentimos honrados de tener a Susan como nueva Lorealista”, dijo Cyril Chapuy, Presidente Global de la marca L’Oréal Paris.

Nació en Manhattan y se crió en Queens y Nueva Jersey; Susan era la mayor de nueve hermanos y creció en una escuela de Secundaria pública y en la Universidad Católica en Washington DC. Le llegó el primer papel en la película de Joe a la edad de 20 años cuando acompañó a su marido a Nueva York dónde consiguió un papel en el musical de Broadway. Ahí fue donde comenzó su viaje para convertirse en uno de las actrices más conocidas y admiradas de Hollywood, reconocida por su gran trabajo y por sus personajes polifacéticos. Muchas de sus películas se han convertido en clásicos del cine como Thelma y Louise, Bull Durham y el éxito de The Rocky Horror Picture Show. Su distinguida carrera como actriz ha abarcado más de cuatro décadas y ha conseguido hasta 5 nominaciones para los premios de la Academia de Cine y un premio a la mejor actriz en la película Dead Man Walking en 1995.

UNA MUJER SIN FILTROS

Como una apasionada activista social y política, ha apoyado causas progresistas tan diversas como los derechos de LGBT, cuestiones medioambientales y la lucha contra el racismo. Fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF y trabaja a nivel mundial para proteger los derechos de los niños. En 2006 recibió el Premio Humanitario de Acción contra el Hambre y en 2013 se convirtió en la primera famosa “100 Good Deeds Bracelet”, una organización sin ánimo de lucro que reparte donaciones económicas y oportunidades de educación y enseñanza a las mujeres y niñas de África y otros lugares. Cuando se le preguntó acerca de sus pasiones, Susan se refiere constantemente a lo global de las cuestiones y ha comentado: “Cuando te contratan en la pantalla más grande, no puedes permitirte un espacio en el que todo lo que te rodea sea una crisis para ti”. Ella ha demostrado a diario que el voluntariado es poderoso.