Los radicales libres se emiten cuando el cuerpo está expuesto a sustancias nocivas como la contaminación, los rayos UVA y UVB, la radiación… que crean daño celular y para combatirlo, existen los antioxidantes.

Los antioxidantes son fundamentales para tu piel. Gracias a ellos obtendrás un rostro suave e hidratado, en definitiva, una piel sana.

¿Qué alimentos contienen antioxidantes?

Llevar una vida sana y equilibrada, practicar deporte y comer alimentos ricos en vitaminas es la clave para lucir siempre un rostro joven y radiante. Te contamos cuáles son los mejores alimentos:

- Naranja

Los alimentos ricos en vitamina C son imprescindibles para que nuestro cuerpo produzca colágeno. Esta vitamina protege la piel y repara los tejidos, especialmente para tratar la piel envejecida. Toma naranja, limón, tomate o pimiento y ayudarás a estimular tu piel y lucir siempre un cutis joven.

- Nueces

Las nueces y los frutos secos en general contienen vitamina E y Selenio que protegen la piel del daño solar, las arrugas y líneas de expresión. Tomar una pequeña cantidad diaria de frutos secos te ayudará a sentirte más activo y a mantener tu piel más elástica y suave. ¡Disfruta de los productos más naturales!


- Mariscos

Los mariscos y el atún son alimentos extraordinarios para mantener tu piel joven durante más tiempo. Las vitaminas, el hierro y el calcio que contienen te ayudarán a aportar más colágeno y elasticidad en la piel, así que protégela y lucha contra el fotoenvejecimiento.

Beneficios de los antioxidantes

También es importante utilizar los productos adecuados para frenar la aparición de arrugas y líneas en tu piel. Para ello, debes seguir los siguientes cuidados:

- Utiliza una crema diaria anti-oxidante y anti-edad, que frene los radicales libres y permita producir colágeno en tu piel. Aplica dos veces al día (por la mañana y por la noche) la crema diaria Age Perfect Aceite extraordinario y observa como tu piel se muestra nutrida, revitalizada e iluminada. Día tras día la piel recuperará tonicidad, los signos de fatiga comenzarán a relajarse y los rasgos se acentuarán.

- Si tu piel tiene tendencia a tener acné o poros dilatados, utiliza siempre una crema que contenga un alto contenido en vitamina A, que consiga alisar la piel y reducir los poros.

- Exfolia tu piel con frecuencia, así conseguirás limpiar los restos de suciedad que permanecen en tu piel día tras día y retirarás la primera capa de piel que obstruye poros.

Es importante que limpies tu piel a diario y lleves a cabo un estilo de vida saludable. Piel solo hay una y ¡por muchos años! Así que tómate en serio la importancia de cuidarla y así retrasar su envejecimiento. ¡Disfruta de con los resultados!