La aromaterapia es una rama de la herbolaria, un arte que utiliza aceites esenciales para inhalar o mejorar la piel. Los aromas que ofrecen las combinaciones de los aceites terapéuticos, muestran un equilibrio y armonía que traslada nuestros sentidos a un universo único de relajación.

El uso de esencias se remonta a la antigüedad, con los egipcios hace 40 siglos a.C, que ya hacían aceites caseros que se utilizaban en medicina, cosmética, baños y para aromatizar sus casas o templos.

¿CÓMO ACTÚAN LOS ACEITES ESENCIALES?

Uno de los principales modos de actuación de los aceites esenciales, es a través del olfato. El sentido del olfato está relacionado con nuestras emociones y ayuda a la concentración, la meditación, las visualizaciones o la paz interior.

La mezcla de estos aceites se puede usar en cualquier espacio, como; un hogar, un puesto de trabajo, consultorios, salas de meditación… o cualquier lugar dónde quieres vivir la experiencia sensorial centrada en la mezcla de olores.

Eso sí, usa siempre correctamente los aceites para llevar a cabo la aromaterapia. Nunca ingieras, ni excedas de la cantidad de producto ni el tiempo de usa, así como no utilizar en casos de alergias o enfermedades relacionadas con el contacto directo con la piel. ¡Conoce bien los ingredientes que usas!

PRINCIPALES ACEITES PARA EL USO DE LA AROMATERAPIA

Hay muchísimos aceites esenciales que puedes utilizar para practicar la aromaterapia. A continuación, te mostramos los principales. ¡Disfruta del aroma!

- Albahaca: Es una especia que se utiliza para condimentar las comidas más mediterráneas, pero usado como aceite esencial, evita dolores de cabeza y fatiga. ¡Es perfecto para relajar cuerpo y mente!

- Menta: Tiene un aroma súper agradable e intenso. Es perfecto para despejar las vías respiratorias y estimular el cerebro.

- Romero: Es apto para masajes corporales, contracturas y suaviza la piel. Pero también, es perfecto para estimular la memoria, la claridad y los procesos creativos. ¡Es muy estimulante!

- Tomillo: Es un aceite energizante físico, mental y emocional. Restaura el espíritu y llena la mente de energía y bienestar. ¡Elimina el estrés!

- Lavanda: Huele de maravilla y el aroma se usa mucho en todo tipo de productos para ambientar los hogares. Se utiliza para relajar y calmar la mente. Además, actúa contra el insomnio. ¡Armoniza tus pensamientos!

Ya tienes los trucos para realizar las mezclas más sugerentes, relajantes y disfrutar de un momento purificante y terapéutico. Y tú, ¿practicas la aromaterapia?