Eliminar las imperfecciones, las líneas de expresión y las pequeñas arrugas que aparecen con el paso del tiempo son algunas de las grandes preocupaciones de las mujeres en cuanto a su aspecto físico.

Todo el mundo quiere presumir de una piel sana, bonita y sin arrugas ni líneas de expresión, pero, en muchas ocasiones, no seguimos los cuidados adecuados para mantener una piel tersa y saludable. Algunos de los pasos más importantes a seguir para prevenir y lucir un rostro perfecto son:

¿CÓMO DISIMULAR LAS ARRUGAS?

- Realízate una limpieza facial diaria: Debes llevar a cabo un ritual de belleza diario. Desmaquíllate correctamente y lava tu rostro todos los días con un jabón o limpiador facial que sepas que está totalmente indicado para tu tipo de piel (grasa, mixta o seca).

- Elimina todo aquello que obstruye los poros: Estas pequeñas obstrucciones hacen que nuestro rostro pierda luminosidad y provocan incluso problemas de piel seca, produciendo líneas de expresión y arrugas. Intenta utilizar productos adecuados que no dañen tu PH natural. Es aconsejable utilizar a continuación una crema limpiadora y un tónico astringente (mejor sin alcohol), pues ayudarán a suavizar, tonificar y no segregar tanta grasa en tu piel.

- Utiliza una crema hidratante: Utiliza diariamente una crema hidratante con factor de protección solar para toda la cara y cuello. Aplícala por la mañana y, por la noche, usa una crema nutritiva que permitirá actuar con mayor eficacia mientras duermes. En verano, elige bronceadores rápidos dependiendo de tu tipo de piel.

- Exfolia tu rostro. Una vez a la semana elimina las células muertas de tu piel con un exfoliante.

DISIMULA LAS LÍNEAS DE EXPRESIÓN CON MAQUILLAJE

- Bases de maquillaje y correctores adecuados: Si te maquillas todos los días, opta por usar una base de maquillaje fluida indicada para pieles maduras, que contenga factor de protección solar y que, además, hidrate la piel, manteniéndola luminosa todo el día. Si quieres difuminar pequeñas imperfecciones o líneas de expresión, no olvides usar un corrector que unifique el tono de tu piel y matice tus patas de gallo o pequeñas arruguitas. ¡Serán tus grandes aliados!

- Bebe mucha agua: Hidrátate para estar bien tanto por dentro como por fuera. Para ello, intenta beber unos dos litros de agua diarios.

- Dieta rica y saludable: Deberás agregar a tu dieta equilibrada muchas ensaladas, frutas y abundantes líquidos, para favorecer la hidratación de tu rostro y cuerpo.

- Cuenta hasta tres y ¡relájate!: Procura relajarte y dedicarte unos minutos al día a cuidarte. Es muy importante que la piel respire y se sienta aliviada de las condiciones adversas y del estrés diario.

Para evitar las líneas de expresión y arrugas, tienes que comenzar a cuidarte desde joven aplicándote cremas antiarrugas. Debes seguir un ritual diario de belleza, no fumar, no beber en exceso, caminar y hacer mucho deporte. Llevar unos hábitos de vida saludables te permitirá poder obtener una piel más radiante y lisa, que conseguirá mantenerse con el paso de los años si la cuidas y complementas tus hábitos con los productos y tratamientos estéticos apropiados.


¡No esperes a que sea demasiado tarde! Comienza por prevenir y cuidar siempre tu imagen para mostrar una piel radiante. Es cierto que todas tenemos que sufrir el inevitable paso de los años, pero ¡puedes hacerlo con tu mejor sonrisa y una piel perfecta!