Este invierno, seguro que quieres dejar atrás el tiempo gris y apagado y ¡Brillar! Claro, puedes hacerlo con tu maquillaje o tu estilismo, pero no con el exceso de grasa en tu cutis. ¡Eso tenlo bien lejos! Si quieres decir adiós a los brillos de tu cara, limpia tu piel a diario con Agua Micelar y, por supuesto, manten siempre tu piel hidratada. Muestra una piel mate radiante.

El brillo facial normalmente se concentra en la nariz, la frente y las mejillas pero puede ser general, con tendencia a mostrar granitos y pequeñas imperfecciones. Suele aparecer en la adolescencia con el acné y luego desaparece en nuestra juventud, pero hay personas que tienen la piel tan grasa que nunca terminan por hacer desaparecer sus antiestéticos brillos.

¿Cómo eliminar los brillos y tener la piel siempre limpia?

¡Sabemos la respuesta!. Si quieres mostrar tu piel siempre limpia y mostrar una calidad máxima, solo necesitarás un producto: Agua Micelar.

El Agua Micelar Sublime & Suave elimina todos los restos de maquillaje (ojos y rostro) e impurezas y revela una mejor calidad de la piel. ¿Y por qué limpia tan eficazmente? Sencillo. El secreto está en sus partículas micelares “magnéticas”, que limpian la piel y elimina hasta el maquillaje waterproof. ¿Lo mejor? No necesitarás frotar ni aplicar varias dosis de producto, solo coge un algodón, aplica unas gotas de agua micelar sobre él y pósalo sobre tu cutis (sin arrastrar). Observa como la suciedad desaparece, ¡Cómo por arte de magia!

Por supuesto, no solo la limpieza se centra en utilizar Agua Micelar, también, debes completarla con un tónico purificante y cada semana, utilizar un buen exfoliante que elimine las células muertas e impurezas más difíciles de eliminar. También, es importante que uses mascarillas ya que abren los poros, eliminan impurezas y absorben el exceso de grasa en la piel, además ofrecen una acabado mate muy favorecedor. Recuerda, selecciona tu rutina diaria de belleza y no te la saltes ningún día.

Hidratar tu piel

El paso final para que tu cutis se vea radiante y sin brillos está en la hidratación que aportes a tu piel. ¡No te saltes nunca ese paso! Debes utilizar un sérum y una crema hidratante dos veces al día, por la mañana y por la noche. Eso sí, encuentra productos oil free que consigan controlar tu exceso de sebo y grasa y te ayuden a restablecer el equilibrio de tu piel. Devuelve a tu rostro el aspecto mate y jugoso que siempre habías soñado. ¡No dejes que tus brillos estropeen tu look!