El colágeno es un ingrediente fundamental para aportar tersura y firmeza a la piel.

Una de las principales preocupaciones de las mujeres en cuanto a belleza se refiere es mantener una apariencia joven. Con la edad, van apareciendo arrugas, líneas de expresión y manchas, influyendo en el envejecimiento cutáneo de nuestro rostro. Los tratamientos dermatológicos y cosméticos a base de colágeno son indispensables para combatir el proceso inexorable de la edad y retrasar sus efectos sobre la piel.

La gama de cuidados anti-edad de colágeno se utiliza para conseguir unos efectos inmediatos y duraderos para rejuvenecer la piel, aportando hidratación y reforzando los tejidos.

El colágeno ayuda a minimizar los efectos que los gestos producen en el rostro. Su acción hidratante excepcional suaviza y alisa la piel de forma muy eficaz con resultados sorprendentes. Eso sí, tienes que ser constante en su uso e intentar utilizar un producto indicado a tu tipo de piel: grasa, seca, mixta o sensible.

El colágeno permitirá actuar como “colchón” sobre las fibras de la dermis y recuperar la piel, aportando un volumen y elasticidad únicos. Recuerda, que para mantener una piel cuidada y firme no basta con aplicar productos de colágeno, sino que también hay que complementarlo con un correcto cuidado diario. No olvides nunca, seguir unos pasos básicos de rutina diaria que mantendrán tu rostro siempre radiante y luminoso:

EXFOLIAR. Utiliza un gel exfoliante o mascarilla, para eliminar las células muertas e impurezas.

LIMPIAR Y TONIFICAR. Desmaquilla siempre tu rostro con la ayuda de una crema limpiadora y a continuación un tónico facial. Ayúdate de un pequeño algodón, para que el producto penetre con más facilidad y puedas retirar el sobrante.

HIDRATAR. Aplica todos los días una crema hidrante con protección solar (aunque sea invierno) indicada para tu tipo de piel.

NUTRIR. El uso de una crema nutritiva o regeneradora aportará los nutrientes que nuestra piel necesita. Lo ideal es aplicarla cada noche, antes de irnos a dormir.

Cuida tu piel y mantiene una alimentación sana y equilibrada, bebe mucha agua y haz deporte siempre que puedas. Ayúdate del colágeno para reafirmar tu tez y difuminar las pequeñas arrugas y líneas de expresión ocasionadas por la edad. Aplica correctamente el producto, rellenando las zonas más visibles y repite la misma operación diariamente. ¡Sé perseverante!

En la actualidad, también existen tratamientos con colágeno que podrás aplicarte en centros de belleza especializados y que mostrarán resultados desde la primera sesión.


En definitiva, utiliza el colágeno para sentir tu piel más firme y tersa. Es una proteína mágica, el secreto para mantener la piel joven por más tiempo.