En verano, los días son más largos, pero las noches también. Aprovechas cada momento y disfrutas de todas tus salidas con planes que se alargan horas, sin mirar el reloj para volver a casa. Pero a la mañana siguiente…tu cara no dice lo mismo.

Cuando duermes poco, tu rostro lo exterioriza. Tu piel pierde la luminosidad y tus ojos se hinchan mostrando bolsas y antiestéticas ojeras. ¡Acaba con eso! Debes cuidar tu piel a diario, luciendo un rostro sano y radiante. ¡No importa que hayas dormido poco! Hay muchos trucos para disimular tus pequeñas imperfecciones y mostrar un rostro ¡como si hubieras dormido 8 horas!

DI ADIÓS A TUS OJERAS

Las ojeras son un problema con el que muchas de nosotras, lidiamos a diario. En ocasiones, son consecuencia de una mala noche o no haber dormido lo suficiente, pero en otros casos es un símbolo hereditario con el que aprender a vivir.

Por desgracia, tener ojeras es un problema muy común y muchas son las mujeres que lucen esta antiestética sombra alrededor de sus ojos, que afea considerablemente el rostro y aporta una expresión apagada y triste que debemos evitar. Si estás un poco perdida, sigue los consejos para disimular tus ojeras y mostrar un rostro envidiable. ¡Aprende a cuidarte!

- Limpia tu rostro a diario

Procura no irte nunca a dormir sin desmaquillarte y por la mañana, antes de maquillarte, usa siempre un jabón o bruma limpiadora que deje tu piel sin ningún tipo de suciedad, de esta forma conseguirás evitar la aparición de manchas y granitos.

- Utiliza un buen contorno de ojos

Es fundamental hidratar la zona de alrededor de tus ojos, así que aplica 2 veces al día (por la mañana y por la noche) una buen contorno de ojos específico que conseguirá aportar la humedad necesaria a tu mirada. La piel que rodea los ojos es muy delicada y por ello, tienes que usar siempre una crema específica, aplicando el producto sobre el hueso superior del pómulo extendiendo el producto con ligeros movimientos circulares, realizando un drenaje linfático natural, para descongestionar la zona. ¡Verás cómo tu piel recupera la elasticidad!

- Aplica cremas con productos naturales

El pepino, té verde o manzanilla, entre otros tónicos, ayudan a descongestionar tus bolsas y difuminar tus ojeras. Se constante y nota los resultados.

- Contraste frío y calor

Si has descansado poco y sientes que tu mirada está hinchada, aplica el contraste frío/ calor sobre tus párpados. Dedica todos los días un rato a realizar este ejercicio y ya verás cómo consigues una mirada menos cansada y radiante.

Mima tus ojos y aunque suene a tópico, intenta dormir 8 horas diarias. ¡Cambia tu mirada!