¿Cansada de los resto de acné en tu piel?, ¿te siguen saliendo espinillas que no consigues eliminar?, ¿tu maquillaje no cubre bien tus granitos y marcas resultantes a consecuencia del acné juvenil? ¡Tranquila! Hoy en día existen multitud de productos y trucos para acabar con esas dichosas espinillas rápidamente, que afean tanto nuestro rostro y que consiguen que no luzcamos una piel tan espléndida como quisiéramos. Sigue leyendo y observa algunos consejos para disimular y eliminar el acné.

QUITAR LOS PEQUEÑOS GRANITOS

En ocasiones, nuestro rostro refleja pequeñas marcas provocadas por el acné juvenil que, con el paso de los años, no hemos podido eliminar. Normalmente los surcos o marcas pronunciadas son difíciles de quitar, a no ser que se acuda a técnicas de láser o quirúrgicas, pero por suerte, si es posible disimularlos.

Para ello, coge el pincel corrector Touche Magique, que atenuará tus sombras y pequeñas imperfecciones, iluminando las zonas de sombra y sin excesos, y aplícalo por las áreas de rostro que quieres difuminar.

A continuación, utiliza una base de maquillaje cubriente, opta por la base Mat Transform, un maquillaje con una textura soufflé prodigiosa que difumina tus granitos e imperfecciones, atenúa los poros y alisa las pequeñas arrugas. Para finalizar, es aconsejable que utilices unos polvos minerales, que maticen tu maquillaje y consigan que permanezca inalterable por más horas, unificando tu rostro. ¡Una piel con cero defectos y cero granitos!

ELIMINAR EL ACNÉ

Hacer desparecer el acné no es tarea fácil, pero siguiendo una rutina para cuidar la piel, conseguirás alisar tu rostro, mostrándolo más hidratado y luminoso y, por supuesto, eliminando esos antiestéticos granitos. Sigue nuestros pequeños secretos:

  • Lava tu cara dos veces al día, con un jabón o limpiador facial libre de aceites. Es bueno que seas constante lavando tu rostro a diario, así mantendrás tu tez limpia y conseguirás secar los granitos que van apareciendo debido a factores externos como la contaminación, el contraste de temperaturas, la sequedad…
  • Aplica una mascarilla facial una vez por semana y déjala actuar, al menos, durante veinte minutos. Observarás como tu piel vuelve a tener una luminosidad y suavidad extra.
  • Procura siempre usar cosméticos “oil free”, es decir, libres de aceite, ya que, si no, conseguirás engrasar más tu cara y aparecerán más granitos y rojeces en la piel.
  • Si el acné es muy fuerte y no se elimina, acude a tu dermatólogo. Hay tratamientos farmacéuticos potentes y muy efectivos que conseguirán alisar tu piel en poco tiempo, eso si: ¡has de ser constante!


Luchar contra el acné es muy complicado, pero no imposible. Sigue un tratamiento antes de dormir y sé perseverante. ¡Acaba con esas feas espinillas!