Hay muchas formas de llevar a cabo un maquillaje que resalte tus facciones de un modo natural. Existen muchos trucos que te permitirán resaltar los ojos o los labios, según lo que prefieras destacar.

Los ojos son lo que más llama la atención de tu rostro, debes intensificarlos con los tonos que más favorezcan a tu color de ojos y tus facciones.


TRUCOS PARA RESALTAR LOS OJOS

Si quieres una mirada intensa, realiza un maquillaje de ojos ahumados, delineando la parte superior e inferior de tus pestañas. Puedes utilizar una sombra muy oscura o utilizar sombras grises o marrones para mostrar un ahumado menos intenso, apto tanto para el día como para la noche. Para finalizar, no dudes en aplicar dos o tres capas de máscara de pestañas. Si quieres aportar una dosis de luminosidad extra, aplica una máscara iluminadora con destellos brillantes, que lograrán destacar mucho más tu mirada.

Cuando resaltes tus ojos, intenta utilizar una barra de labios en tonos nude o brillos de labios naturales, para conseguir centrar la atención en tu mirada y dejar tu boca en un segundo plano, aunque sin descuidarla.

MAQUILLAJE PARA LABIOS

Si por el contrario, eres una persona que no se maquilla mucho y prefieres utilizar tonos naturales, potencia tus labios con colores rojos, burdeos o fuscias. No olvides delinearlos con un lápiz del mismo color de la barra de labios. Si quieres un efecto mate, maquilla todo el labio con el contorno de labios, luego aplica unos polvos traslúcidos para fijar el efecto y encima utiliza tu barra de labios preferida. Si prefieres unos labios más jugosos y con destellos brillantes, aplica encima de tu barra de labios un brillo, que te permitirá mantener un color exquisito e ¡irresistible! Si marcas intensamente tus labios, deja tus ojos en un segundo plano, y maquíllalos con tonos nude y rosados. Procura no marcarlos mucho y usa una máscara de pestañas con efecto natural; con una pasada será suficiente para mostrar una belleza simple, que combine tus ojos y labios, estando en armonía y sencillez.


Obtén un look fresco y lleno de sensualidad. Resalta tus labios o tu mirada (o incluso los dos a la vez) para una imagen atrevida, para una fiesta o simplemente en tu día a día. Muéstrate como eres, siempre sacando la belleza natural que hay en ti. ¡Destaca tus armas de seducción!