La rosácea es una enfermedad común y crónica que se caracteriza por un enrojecimiento en la parte central de la cara con exacerbaciones y remisiones periódicas. Suele manifestarse con enrojecimiento, quemazón, ardor y picazón. E incluso, en algunas ocasiones, se produce el engrosamiento de la nariz.

La rosácea es una enfermedad que, por el momento, no tiene cura, pero en algunos casos puede controlarse. Ya que la rosácea puede durar bastante, mejorar levemente y después volver a empeorar si no es tratada con tiempo y como es debido, el objetivo es controlar sus síntomas y hacer que la piel se vea lo mejor posible.

Consejos para acabar con la rosácea

Gracias a los avances clínicos, existen varios tratamientos para actuar contra los granos y rojeces causados por la rosácea. Así que, consulta siempre previamente a tu dermatólogo y toma unas medidas preventivas para lucir una piel siempre lisa y radiante. ¡Actúa! Sigue nuestros consejos y elimina la rosácea.

- Evita tomar el sol y usa crema de protección solar de 50, así actuarás contra los rayos UVB-UVA.

- Procura evitar el calor extremo y las temperaturas demasiado altas, ya que irritarás más tu piel.

- No laves tu rostro con agua caliente, ni realices baños de vapor.

- Aléjate de los exfoliantes, los peelings, las agresivas limpiezas faciales... muchas de estas técnicas son muy abrasivas y podrán irritarse la piel.


- Evita cosméticos o cremas que contengan alcohol, aceite, fragancia… en definitiva, productos químicos que resequen tu piel. Utiliza siempre productos especiales para pieles sensibles y hazte siempre una prueba antes de usarlo, para ver si te provoca alguna reacción.

- No utilices pomadas con corticoides, ya que a la larga notarás un empeoramiento de tu rostro, ¡opta por los productos naturales!

¿Es importante la limpieza diaria de tu piel!

¡Es imprescindible! Cuando te levantes por la mañana y antes de irte a dormir, elimina los restos de maquillaje y suciedad con Agua Micelar. El Agua Micelar Sublime & Suave , elimina todos los restos de maquillaje e impurezas y revela una mejor calidad de la piel. Estos son sus beneficios:

- Limpia la piel

- Máxima eficacia en una sola pasada

- Elimina el maquillaje de larga duración

- No produce irritaciones

- No necesita aclarado

¡Acaba con la pereza! A partir de ahora, incluye siempre en tu ritual de belleza diario la limpieza y la eliminación de restos de maquillaje de tu piel. Es importante que mimes tu piel sensible y la protejas de todas las agresiones externas. Sé constante y ¡elimina la temida rosácea!