Para que comiences tu rutina de belleza con productos que le saquen el máximo partido a tu piel, te contamos a qué edad se empiezan a utilizar las cremas faciales.

Cremas hidratantes, cremas antiarrugas, sérum, contorno de ojos… la lista es interminable por lo que es normal que necesites un poco ayuda a la hora de decidir cómo vas a cuidar tu piel y cuando vas a empezar a hacerlo.

Para no alargar mucho el misterio, lo primero que debes interiorizar es que debes cuidarla siempre pero con productos adecuados para tu edad. Te damos las claves para que conozcas cuándo utilizar cada producto y así mantener tu piel luminosa y bonita por mucho más tiempo.

DESDE LA ADOLESCENCIA HASTA LOS 30

HIDRATA TU PIEL

Y hazlo todos los días. La pieles jóvenes necesitan agua y a estas edades las texturas muy ricas pueden parecer un poco pesadas; para no dejar de hidratarte por esta razón, elige cremas hidratantes frescas como Hydragenius Aloe Water.

Esta crema hidratante, penetra en tu piel al instante dejando una agradable sensación de ligereza y frescura gracias al Aloe Vera. Además, mantiene tu piel hidratada durante 72 horas*. ¡El cuidado líquido perfecto para ti!

Consejo: Aplícalo antes de maquillarte sobre la piel limpia para conseguir una aplicación súper fácil y un acabado precioso.

DESDE LOS 25

CONTORNO DE OJOS

Además de continuar con una rutina de hidratación diaria, empieza a tratar específicamente algunas zonas de tu rostro, como el contorno de ojos; es una de las más finas y delicadas del rostro por lo que comenzar a cuidarla cuanto antes mejor siempre es buena idea. Aplícalo con suaves toquecitos con el dedo anular (el que menos fuerza tiene).

DESDE LOS 35-40

COMIENZA CON LOS TRATAMIENTOS ANTIEDAD

A esta edad comienza a prevenir y a tratar la aparición de los primeros signos de envejecimiento: pérdida de volumen, líneas de expresión, arrugas profundas y pérdida de firmeza. Además, es el momento ideal para introducir rutinas de cuidado más intensas para maximizar el poder antiedad:

  1. Comienza tu rutina con la aplicación del sérum, por supuesto, con la piel totalmente limpia.

  2. Después, utiliza un contorno de ojos.

  3. Termina con una crema de día por la mañana o una de noche antes de acostarte.

A PARTIR DE LOS 50

NUTRICIÓN INTENSA

A partir de los 50 años, lo que tu piel de verdad necesita son texturas ricas en lípidos con las que conseguir una sensación de confort. Para ello, debes elegir cuidados nutritivos que además traten los problemas típicos de las pieles maduras: manchas, descolgamiento, tono apagado y sequedad.

Cuando elijas la crema que mejor funcione en tu piel, te aconsejamos que utilices todos los productos de tu rutina de belleza de la misma gama. La razón es que las gamas se desarrollan de tal manera que todos sus componentes ofrezcan beneficios complementarios unos con otros o incluso que todos juntos potencien la eficacia antiedad.

Cuida tu piel todos los días con la rutina que mejor funciona para ti y siéntete guapa a todas las edades.

(*test instrumental).