¿Necesitas un plan de ataque para contrarrestar los efectos que tienen los excesos sobre tu piel? Llena tu nevera de alimentos que potencien la luminosidad de tu rostro desde dentro y pon en marcha un ritual detox que lo consiga desde fuera.

El buen tiempo viene de la mano de planes en terrazas, salidas con amigos por lo menos 2 veces a la semana y un bono de temporada a todas las fiestas al aire libre a las que tengas tiempo de asistir. Todo esto se traduce en un exceso de comida, bebida y falta de sueño que tu piel nota (mucho).

Si te despiertas con más ojeras, la piel apagada y un aumento en las arrugas de expresión ha llegado la hora de actuar. ¡Tranquila! La solución no es dejar de salir - divertirte no solo es sanísimo sino necesario para desconectar y mantener la mente sana – sino equilibrar la balanza con una alimentación específica para conseguir una piel radiante y una rutina de cuidados detox.

ALIMENTOS PARA UNA PIEL LUMINOSA

Tu alimentación debe ser lo más completa posible, es decir, aunque te demos algunas ideas acerca de los alimentos que puedes incluir en tu dieta para que tu piel parezca más luminosa, debes complementar tus platos con nutrientes de toda la pirámide alimentaria. Además, no te olvides de limpiar a fondo tu piel a diario:

RITUAL DETOX

Llegues a la hora que llegues, desmaquíllate siempre. Si no lo haces, al día siguiente te despertarás con la piel más apagada y a la larga tus arrugas de expresión se volverán más pronunciadas.

Para evitarlo, te proponemos que limpies tu piel a diario con un gel de efecto detox que te ayuda a levantarte con una piel más fresca y luminosa. Este limpiador está formulado con 3 arcillas puras y carbón, estos ingredientes purifican, iluminan y suavizan las imperfecciones del rostro.

¿Una ayuda extra? La Mascarilla facial Arcillas Puras que puedes utilizar 2 ó 3 veces a la semana como un ritual de limpieza profunda que purificará tu piel y revelará su resplandor.

Apunta los imprescindibles que a partir de ahora encabezarán tu lista de la compra:

  • Vitamina C: es un gran antioxidante y podrás encontrarla en frutas y verduras como el brócoli, el tomate y todos los cítricos (kiwi, fresas, naranja o frutos del bosque). Otro alimento que posee grandes cantidades de esta vitamina son las guindillas verdes y el tomillo.

  • Vitamina E: también tiene un gran poder antioxidante por lo que ayuda a luchar contra los radicales libres (culpables del envejecimiento prematuro de la piel). Podrás encontrarla en los frutos secos, las aceitunas, el aguacate o las espinacas.

    Consejo: Mezcla algunos de estos alimentos en una licuadora y hazte un smoothie por las mañanas para empezar tu día con la mejor versión de ti misma.

  • Agua: Es muy importante beber entre 2 y 3 litros de agua al día para depurar el organismo y eliminar las toxinas que se acumulan en él.

    Truco: En vez de hacerlo durante las comidas, consúmela entre horas para potenciar su efecto purificador.

¿Tienes muchos planes este verano? Pues consigue que no se noten en tu piel con tu dieta detox.