Una de las tendencias que se imponen una temporada más es el efecto labios mordidos. ¿Y cómo se consigue este efecto? ¡Para ello no hace falta que te los muerdas literalmente!

Si prefieres conseguir el efecto de forma natural, lo primero que debes conseguir es activar la circulación de los labios con pequeños trucos para conseguir ese efecto de rojo natural con más volumen, aunque no durará mucho tiempo.

EXFOLIA TUS LABIOS

Lo mejor que puedes hacer para mantener unos labios jugosos y con un aspecto radiante es exfoliarlos a diario, ya que conseguirás activar la circulación al mismo tiempo que eliminarás las pieles muertas y la encamación o posibles grietas por falta de hidratación.

Para exfoliar tus labios de un modo casero puedes utilizar innumerables remedios, pero uno de los más comunes es, el azúcar. Es muy sencillo, aplica una pequeña cantidad de producto y con ayuda del dedo ves masajeando tus labios en movimientos circulares, y después retira con abundante agua.

Otra técnica de exfoliación casera es utilizar un cepillo de dientes que ya no uses. Sólo tendrás que lavarlo bien y luego cepillar tus labios, moviéndolo en círculos pero sin apretar demasiado. ¡Verás cómo sientes unos labios suaves y aterciopelados!

ELIGE TU COLOR “LABIO MORDIDO”

Una vez que tus labios están radiantes e hidratados, llega el turno de darles un ligero toque de color en tonos rojizos. Escarlata, frambuesa, burdeos… elige una combinación que muestre el tono natural de tu labio pero con un ligero toque de color que lo intensifique levemente. Una vez que has aplicado la barra, retira el exceso de color con un pañuelo de papel o mejor aún, con ayuda de tu dedo, da pequeños toquecitos para mostrar un efecto más difuminado y conseguir así rebajar el color; en el centro procura mantener el tono intacto. No es necesario que quede perfecto, puesto que lo que queremos es una apariencia más desenfada y real.

Como consejo, es mejor que no perfiles tus labios, no apliques producto en los extremos ni uses gloss sobre ellos, ya que tu boca quedaría mucho más estructurada y no mostraría el aspecto “mordido” natural y sencillo. Para este efecto, las barras de labios más adecuadas son las mate, pues tienen colores más similares al tono de nuestro labio. ¡Consigue tu efecto deseado!


Descubre una forma nueva de dar un ligero velo de color a tus labios para mostrar una boca sugerente y sin esfuerzos. ¡Ya tienes tus 'bitten lips'!