¿Tienes muchas espinillas y puntos negros por tu rostro y quieres eliminarlas sin dejar señal? ¡Te lo contamos!

Y es que, el acné afecta a un alto porcentaje de la población adolescente y adulta y debes de tener mucho cuidado cuando quieras quitártelo tú misma, ya que lejos de lucir una piel lisa y sin imperfecciones, conseguirás alterarla, mostrando pequeñas heridas y posteriormente cicatrices difíciles de eliminar.

Si no quieres que te ocurra eso, sigue nuestros consejos y aprende a eliminar tus impurezas mostrando una piel siempre lisa. ¡Di adiós a las espinillas del modo más seguro!

¡Luce un rostro como nuevo!

Problema: Cicatrices y posibles marcas de espinillas y acné

Ya lo sabes, si tienes marcas de acné, debes llevar a cabo un tratamiento adecuado para eliminarlas. Sabemos que es molesto y antiestético tener granitos, pero peor es tener cicatrices que siempre te acompañaran y que mostrarán una piel poco cuidada. Si tienes exceso de sebo, acude a un especialista periódicamente a realizarte una limpieza facial y si no, quítatelos tú desde casa, pero de la forma más segura, siempre abriendo los poros previamente con agua caliente y luego usando un papel limpio. Pero lo mejor es prevenir el acné y llevar a cabo una rutina diaria para que no aparezcan los antiestéticos granitos en tu rostro. Te lo contamos


Solución: consejos para eliminarlas

No hay un tratamiento milagro para esto pero hay técnicas que ayudan a a prevención y eliminación de marcas y manchas en la piel. ¡Toma nota!

1. Toma el sol. Sí, has oído bien; pero siempre en su justa medida y con protección solar. El sol, te ayudará a secar los pequeños granitos que tengas y será muy beneficioso para tu piel.

2. Limpia tu piel a diario. No olvides nunca, desmaquillar tu piel antes de irte a dormir. Los restos de suciedad conseguirán aumentar al acné de tu rostro; así que, ya lo sabes, coge todos los días un algodón y aplica una pequeña cantidad de Agua Micelar. El resultado es espectacular, en un abrir y cerrar de ojos, y sin esfuerzo, limpiarás y eliminarás los restos de maquillaje y suciedad de tu piel y ojos. Es la forma más sencilla y rápida de limpiar tu cutis.

3. Hidrata tu piel. Utiliza un serum y una crema hidratante libre de aceites y aplícalos por tu rostro limpio dos veces al día. Si tienes muchas manchas en el rostro, realízate un peeling cada 15 días y aplica siempre factor de protección antes de salir de casa. Recuerda que piel solo hay una, así que, mímala como se merece.

Por supuesto, lleva una vida saludable. Toma muchas frutas y verduras, bebe abundante agua, evita el alcohol y el tabaco y haz mucho deporte, si es al aire libre mejor. Verás cómo después de cambiar tus hábitos tu piel mejorará por dentro y por fuera. Muestra un cutis joven y liso. ¡Di adiós a las imperfecciones de tu rostro!