Al igual que el rostro; el cuello y el escote son dos zonas que nos gusta lucir. Tener un buen escote forma parte de la belleza femenina, pero es cierto que con el paso de los años se va afeando, con la aparición de pequeñas manchitas y arrugas. ¡Actúa! No pienses que no es necesario hidratar y mimar esta zona; ahora más que nunca en verano, luce un escote único y sexy.

CONSEJOS PARA CUIDAR TU CUELLO Y ESCOTE

Acostúmbrate a cuidar tu escote, al igual que cuidas tu piel a diario. Sigue unos pequeños trucos para presumir de una piel única. ¡Enseña el escote!

  1. Utiliza una hidratante diaria: aplica por la mañana y por la noche tu crema hidratante habitual en cara y cuello. Extiende en movimiento circulares hasta su completa absorción e incide especialmente en cuello y escote.
  2. Usa factor de protección solar alto. En verano, es importante que protejas especialmente tu escote, ya que tenderán a surgir manchas relacionadas con el sol. Usa siempre una crema con factor de protección solar alto, no importa si no vas a la playa o piscina, los rayos del sol siguen estando ahí y cada vez, son más fuertes.
  3. Aplica aceite corporal en el escote 2 veces por semana, después de ducharte. Luego, sécate suavemente con una toalla haciendo leves presiones sobre el pecho y verás cómo la zona del escote se va mostrando suave y tersa. Si lo prefieres, también puedes usar un gel de aloe vera, que conseguirá suavizar las pequeñas arruguitas.
  4. Usa cremas reafirmante en el pecho: Si tu pecho tiende a caerse, aplica cremas reafirmantes para pecho. ¡Los resultados son espectaculares! Asesórate y usa el producto adecuado.
  5. Tratamiento estéticos profesionales: existen multitud de tratamientos efecto lifting para los senos y escote, y además son muy efectivos para mantener la circulación y realzar el busto. No olvidéis combinarlo con ejercicios específicos y una alimentación saludable.
  6. Tanto si tienes mucho pecho cómo si no, es importante cuidar la zona del escote, ya que, sobre todo en verano, es muy fácil enseñarla y lo mejor es que esté cuidada e hidratada. Cuida todo tu cuerpo sin excepción y mantendrás un piel radiante, además de ¡quitarte años de encima!