El cuidado de la piel es básico y debe ser constante a lo largo de nuestra vida. Las claves son la limpieza y el uso de los productos adecuados en cada etapa para revelar nuevas células. ¿Conoces las propiedades y beneficios de la trufa negra y del té negro fermentado?

Con la edad, la renovación celular se ralentiza. La piel comienza a perder su vitalidad y su capacidad de regenerarse durante la noche –el mejor momento para hacerlo ya que es cuando está protegida de agentes externos–. ¿Has oído ya hablar del poder restaurador de la trufa negra y del té negro fermentado? Posiblemente, lo primero que se te venga a la cabeza tras escuchar estos ingredientes sea una exótica receta minimalista de algún restaurante Estrella Michelín ¡pero nada más lejos de la realidad! Estos productos naturales han sorprendido e invadido el sector de la belleza por sus cualidades de renovación cutánea y regeneración celular.

Y de ahí que sean los protagonistas de la nueva gama de cuidados de Age Perfect Renacimiento Celular de L’Oréal Paris, una verdadera innovación en cremas antiarrugas que beneficia la iluminación del tono de la piel, el alisamiento de su superficie y la prolongación de su vitalidad. Los laboratorios de L’Oréal Paris han combinado estos dos ingredientes activos, ricos en polifenoles y vitamina B, para crear una crema de noche capaz de estimular la renovación celular mientras duermes.

Pero, ¿por qué la suma de estos dos ingredientes? La naturaleza es una extraordinaria fuente de inspiración para el sector beauty. El motivo, sus increíbles y apetitosas bondades:

  • La trufa negra es una seta con un ciclo de vida que supera los 200 días, mucho más largo que cualquiera de su especie. Esta longevidad la convierte en una admirada estrella.

  • Como si se tratarse de un dios mitológico, al té negro fermentado también se le llama el té de la inmortalidad. El seudónimo le viene por sus propiedades regeneradoras y se emplea en la medicina china.

RÍNDETE A SUS MÚLTIPLES BENEFICIOS

El cuidado Age Perfect Renacimiento Celular estimula y acelera la renovación de las células.

Su textura firme, consistente y nutritiva logra una piel más fuerte, lisa y gruesa.

Aplicada noche tras noche, devuelve a la piel su vitalidad desde lo más profundo, aportándole uniformidad, luz y una suave sensación al tacto en la superficie.