Ahora que bajan las temperaturas y el frío se cuela por nuestras ventanas, la piel se resiente y nuestros labios comienzan a escamarse y secarse mostrándose apagados y sin suavidad.

Cada día, debes cuidar tus labios, ya que es una parte muy sensible de nuestro cuerpo y es muy fácil que se puedan irritar y agrietar fácilmente.

Para mostrar unos labios bonitos e hidratados, debes llevar a cabo una serie de cuidados diarios. Son muy sencillos y ya verás, como los efectos son ¡inmediatos!

CUIDADOS PARA LOS LABIOS SECOS

1. Procura beber abundante agua. Al menos 2 litros de agua al día y así observarás como tu piel, va adquiriendo la elasticidad y la suavidad adecuada.

2. Utiliza bálsamos labiales o vaselinas. En definitiva, productos humectantes para los labios. Procura utilizar productos que contengan manteca de Karité y Vitaminas A y E, ya que es un ingrediente que posee resultados rápidos y satisfactorios; y además de cuidar, ayudan a embellecer el aspecto de los labios.

3. Utiliza productos con factor de protección solar alto. No importa la época del año que sea, usar protección es siempre recomendable por el efecto de los rayos ultravioleta y los agentes externos. Además, aunque no lo veas, el sol siempre está ahí durante todo el año, con lo que lo mejor es protegerlos y mimarlos diariamente.

4. Evita el consumo de tabaco, ya que el humo conseguirá resecar tus labios y mostrarlos cada vez más apagados y sin vida. El humo también consigue amarillear tus dientes y afear tu sonrisa. ¡Vuelve a mostrar una sonrisa de 10!

5. Intenta utilizar barras de labios que no resequen tu piel. Si usas barras de labios permanentes, aplica siempre primero una bálsamo labial o cacao, para hidratar y suavizar la zona y a continuación, aplica la barra de labios como lo haces habitualmente. ¡Sentirás tus labios más hidratados y duraderos!

6. También, es conveniente exfoliar tus labios 1 vez por semana y así eliminar las pielecitas sobrantes o células muertas. La forma más rápida es utilizar un cepillo de dientes que no uses; es fácil, lávalo y frótalo suavemente por tus labios en sentido circular. Después aplica un bálsamo o si no tienes ninguno a mano, usa unas gotitas de aceite de olvida y extiéndelas delicadamente. ¡Resultados fantásticos!


Sé constante y contra la sequedad, cuida tus labios a diario. ¡ Lucirás radiante!