Después de una dura jornada de trabajo y una tarde de compras con amigas, llegas a tu casa súper cansada y toca hacer frente al momento más temido: hay que desmaquillarse. Casi siempre te da pereza y optas por no hacerlo e irte a la cama con las impurezas y restos de maquillaje de todo el día. ¡Error! Nunca descuides la limpieza diaria de tu piel, pues con el tiempo observarás como comenzarán a aparecerte manchas y lucirás una piel apagada, sin brillos y sin vitalidad. ¡Limpia y desmaquilla!

TRUCOS PARA UNA LIMPIEZA CÓMODA Y RÁPIDA

Para lucir un cutis envidiable tienes que limpiar tu rostro a diario, así que sigue estos prácticos consejos y verás cómo después de la piel tan increíble que se te va a quedar, no te va a dar pereza nunca más desmaquillarte. ¡Toma nota!

1. Coge un algodón y aplica sobre él unas gotas de Agua Micelar. No arrastres ni frotes, sólo pasa suavemente el algodón por tu rostro y notarás como los restos de maquillaje desaparecen, en un abrir y cerrar de ojos. ¡Cómo magia! Observarás como al instante se muestra una mejor calidad en la piel.

2. Si quieres mostrar un confort absoluto, aplica el gel limpiador suave Sublime & Suave, ya que, además de limpiar, te deja una piel sedosa y confortable sin sensación de sequedad.

3. Cuando tu piel ya esté completamente limpia, aplica unas gotas del serum Código Juventud Luz Radiante. Seguidamente, usa la crema hidratante Código Juventud Luz Radiante, aplícala siempre por la mañana y por la noche y notarás una piel más luminosa, más uniforme y con las pequeñas manchas reducidas. Sencillo, ¿verdad?

IMPRESCINDIBLE EN TU BOLSO

Si te vas de viaje y no puedes llevarte todos los productos limpiadores en tu maleta, opta por llevar siempre contigo las toallitas desmaquillantes Sublime & Suave, con las que con un solo gesto eliminarás los restos de maquillaje y las impurezas del rostro y de los ojos. Revela una piel confortable e intensamente hidratada. Sin acabado graso ni pegajoso. ¡Ya no tienes excusa para desmaquillarte a diario!

Ya lo has visto, con unos sencillos gestos limpiaras tu piel de los restos de suciedad y maquillaje y mostrarás un cutis resplandeciente y radiante. ¡Di adiós a la pereza! A partir de ahora, incluye siempre en tu ritual de belleza diario la limpieza y la eliminación de restos de maquillaje de tu piel. ¡Notarás la diferencia!