Ahora que vamos a exponer nuestro cuerpo al sol y a las altas temperaturas, necesitamos cuidar nuestra piel y aplicar productos calmantes que eliminen las células muertas. Ahora más que nunca, mantén un cuidado especial. ¡Verás cómo lo notas al instante!

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LAS MASCARILLAS FACIALES?

Las mascarillas no sólo benefician a las capas superficiales del rostro sino también a las capas más profundas de la epidermis; son un chute de energía y nutrición para la piel. Estos son sus principales beneficios:

- Protegen la piel

- Aportan nutrición para mantener un rostro saludable

- Limpian en profundidad

- Mantienen la humedad en las capas profundas de la piel

- Exfolian y eliminan las células muertas

- Energizan

- Purifican

¿CÓMO SE APLICAN LAS MASCARILLAS FACIALES?

Si quieres saber cómo aplicar tu mascarilla de un modo sencillo y útil, sigue los siguientes pasos. ¡Son una parte importante de tu belleza diaria!

1. Aplica el producto sobre la cara limpia con las yemas de los dedos sin deslizarlos, sólo a pequeños toquecitos. Si tienes alguna parte de tu rostro más delicada, procura no aplicar producto en exceso o utiliza uno adecuado para pieles sensibles.

2. Deja actuar la mascarilla durante unos 20 minutos, hasta que veas que va secándose.

3. A continuación, coge un algodón o toalla húmeda y ve retirando el producto poco a poco.

4. Con agua tibia, termina de lavarte el rostro para eliminar los restos.

5. Seca tu piel y utiliza un tónico para cerrar los poros y mostrar una piel limpia y revitalizada.

6. Por último, utiliza tu serum y tu crema hidratante habitual. ¡Tu piel está completamente limpia!

El rostro es nuestra carta de presentación, por ello debemos mantenerlo con una apariencia sana y radiante. ¡Luce una piel llena de vida!