Los ojos caídos dan un aspecto triste o cansado al rostro. En esta ocasión te vamos a dar unos pequeños truquitos para disimularlos, con sólo dos productos.

En primer lugar, utiliza un delineador líquido en tono negro. Aplica el delineador Superliner Waterproof realizando una línea muy fina a ras de las pestañas. No tengas miedo a que no quede completamente recta, pues luego podrás retocarla con pequeños toques o, incluso, una vez que esté seca, aplicando con un pincel una pequeña cantidad de sombra de ojos en polvo en color oscuro, sólo por los huecos que han quedado vacíos de producto.

Para realzar los ojos, es muy importante que crees un rabillo en la zona final de tu ojo, sigue una dirección en forma diagonal y llévalo ligeramente hacia arriba, para así levantar tu mirada. Para que sea más fácil hacerlo, marca la línea en dos partes y después únelas con cuidado. Una vez que termines de aplicar el delineador, observarás como tus ojos se mostrarán más levantados, con una forma almendrada.

Después, aplica la máscara de pestañas Cil Architecte 4D Black Lacquer para terminar de realzar tus ojos. La dirección que debes de seguir al aplicarla, es hacia la ceja sólo desde la mitad de nuestro ojo hasta el final; no apliques máscara en el interior de las pestañas ni en la zona inferior, pues aunque conseguirás alargarlas, darás una forma redondeada al ojo y no almendrada.


¡Ya está! Realzar tus ojos caídos es posible de una forma rápida y sencilla. ¡Levanta tu mirada y corrige cualquier imperfección!