La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, actúa como barrera protectora y por ello, necesita estar siempre cuidada e hidratada. Hay varios tipos de piel: normal, sensible, mixta, grasa… cada una requiere unos mimos y cuidados especiales. ¡No olvides mimar tu piel para mostrarla siempre radiante!

CARACTERÍSTICAS DE LA PIEL GRASA

Si no sabes qué tipo de piel tienes, te mostramos una serie de características, para que puedas detectar automáticamente si tu piel es grasa o no:

• Sensibilidad en la piel

• Predominio de sebo o acné y poros dilatados

• Deshidratación

• Exceso de brillos

• Mala pigmentación

• Se descama con facilidad y tiende a infectarse

¿CÓMO SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS QUE PRESENTA LA PIEL GRASA?

• Lo primero que tienes que hacer es limpiar tu piel tanto por la mañana como por la noche, antes de dormir. Lo mejor es que utilices una buena limpiadora facial, un tónico calmante y terminar con la crema hidratante Triple Activa Día ideal para las pieles grasas y mixtas.

• Durante la noche, es conveniente utilizar cremas con ingredientes revitalizantes y excipientes grasos que eviten la pérdida de agua y también nutran la piel en profundidad mientras duermes.

• Cada dos o tres meses, procura realizarte una limpieza facial, eso sí, ¡acude a un centro de belleza experto! Es aconsejable que te pongas en manos de profesionales y así evitarás irritaciones o antiestéticas marcas.

¿QUÉ PROPIEDADES DEBE LLEVAR UNA CREMA PARA PIELES GRASAS?

La piel grasa tiende a deshidratarse y descamarse con mucha facilidad. Es por ello, que a la hora de seleccionar tu crema apropiada, debes de tener en cuenta los siguientes factores:

- Fórmulas libres de aceite, que aporten agua.

- No usar productos aceitosos.

- No utilizar cremas que contengan vaselinas o sean muy untuosas

- Observar que la crema que usas es humectante


¡Ya está aquí la solución para tu piel grasa! Ya verás que siguiendo estos prácticos consejos, lucirás una piel bonita y sin imperfecciones en ¡un abrir y cerrar de ojos!