¿Tienes la piel grasa y con tendencia a sufrir de acné? Descubre como cuidar tu piel para disminuir el problema y lucir una piel lisa y libre de imperfecciones.

Las pieles con tendencia acneica son un problema difícil de tratar. Puedes tardar años en controlar los brotes y en ocasiones, aunque los granitos desaparezcan, quedan marcas que persisten por todo el rostro.

Y es que el acné puede aparecer por causas genéticas, estrés, infecciones…pero también, y ésta es la más difícil de combatir, por factores hormonales. Por supuesto, ante estos casos, lo más importante es que te pongas en contacto con un especialista para que estudie tu caso y te ofrezca el tratamiento más efectivo, pero también es importante que introduzcas en tus hábitos de limpieza diaria los productos que te ayudarán a mantener al acné a raya y lucir una piel cada día más lisa.

LIMPIEZA FACIAL

Evita la acumulación de suciedad y el exceso de grasa. Para limpiarla, sigue una rutina diaria efectiva y respetuosa con las condiciones específicas de tu rostro.

Deshazte de la suciedad con la línea de limpieza Sublime & Fresca para pieles normales o mixtas. Comienza con la leche desmaquillante y sigue con el tónico purificante para revelar una piel cristalina y pura. Por último, las toallitas desmaquillantes serán tus aliadas para retirar los restos de maquillaje de tus ojos y labios.

Recuerda: sé constante a la hora de la limpieza ya que tu tipo de piel necesita que sus poros respiren y no se encuentren taponados por ningún residuo.

Como colofón, introduce un ritual tan efectivo como relajante al aplicar 3 veces por semana la Mascarilla Arcillas Puras roja con extracto de Alga Roja después de tu rutina de limpieza. La combinación de 3 Arcillas Puras (Caolín, Montmorillonita y Lava de Marruecos) y sus micro-gránulos exfoliantes te ayudarán a alisar y suavizar la textura de tu rostro y a minimizar el aspecto de los poros.

HIDRATACIÓN

Una vez que tu piel este limpia, es el momento de hidratarla. Aplica los 3 productos básicos: sérum, crema hidratante y contorno de ojos (¡no te saltes ninguno!).

Y para una hidratación óptima, confía Gel-Crema para pieles mixtas de la gama Triple Activa Hydrafresh. Sus vitaminas y minerales, unidos a una textura fresca, tonificarán y revitalizarán tu rostro con una agradable sensación.

Deberás repetir la operación 2 veces al día, por la mañana y por la noche.

PROTECCIÓN

No olvides que tu piel debe estar protegida todo el día de los rayos del sol; así que, tanto si es verano como si es invierno, aplica crema con alto factor de protección solar antes de salir a la calle. También puedes optar por usar una BB Cream o base de maquillaje que incluya fotoprotección como Cushion de L’Oréal Paris.

Cuando comiences a seguir estos pasos ya tendrás medio camino recorrido y notarás el cambio en seguida. Si mantienes una piel siempre limpia y correctamente hidratada es muy probable que poco a poco tu rostro comience a lucir cada vez más liso y libre de imperfecciones. Sí, es una carrera de fondo pero, tras un tratamiento correcto y los pasos adecuados tu piel se verá radiante y sin rastro de granitos.

Tómate en serio el cuidado de tu cutis y, ¡despídete del acné!