Aprende a ir un paso más allá en tu rutina de cuidado de la piel a los 30 y descubre qué tipo de cremas o productos más específicos marcarán la diferencia de cara a futuro.

Hasta ahora, tu piel no necesitaba muchos cuidados, siempre la notabas radiante y luminosa pero, aunque sigues siendo jovencísima, el tiempo pasa y necesitas cuidados más sofisticados para sentirte siempre en plena forma.

Además, debes saber que todo lo que hagas por tu piel hoy será una inversión de cara a futuro… no envejecerás de la misma forma. Porque es en esta década en la que se producen grandes cambios en tu vida: el ritmo de trabajo aumenta por momentos, te embarcas en la aventura de la maternidad y tus horas de sueño se reducen drásticamente.

Lo bueno es que cada vez te vuelves más exigente, más organizada, más madura; a los 20 años una rutina de belleza que necesitara más de un paso te parecía aburrida pero a partir de los 30, disponer de unos minutos al día para cuidarte y pensar en ti comienza a sonar como un planazo que te apetece (y mucho).

Por eso, hemos diseñado una rutina de belleza que se centra en retrasar el envejecimiento, tratar la aparición de las primeras arrugas y conseguir que te levantes cada día con una piel limpia y luminosa. ¡Toma nota de nuestros tips!

PASO A PASO: RITUAL DE BELLEZA A LOS 30

  • LIMPIEZA: Siempre será el primer (y fundamental) paso de cualquier ritual de belleza. Puedes elegir entre una Leche Desmaquillante, un Bálsamo o Agua Micelar, pero asegúrate de que te vas a dormir todos los días con la piel limpia.

    ¡Importante! No te olvides de pasar un disco de algodón empapado con tu Tónico Facial sobre rostro y cuello. Con este paso prepararás a tu piel para el cuidado posterior.

  • HIDRATACIÓN: Utiliza una crema hidratante de día con acción anti-edad como la Crema de Día Colágeno de Anti-Arrugas Expert. Aplícala a diario sobre rostro y cuello para rellenar las arrugas y reducir su apariencia visiblemente.

    Además, ¡te encantará cómo deja tu piel su textura aterciopelada!

    Por la noche, utiliza una cuidado ligero que mantenga tu rostro hidratado para que te levantes con la mejor cara todos los días.

  • PROTECCIÓN: Evita la aparición de manchas en la piel al aplicar un protector solar con índice de protección alto sobre rostro y cuello después de tu crema hidratante. Lo agradecerás muchísimo cuando pasen los años y el tono de tu piel siga uniforme, sin despigmentaciones o manchas oscuras.

  • EXFOLIACIÓN: Es importantísimo que ayudes desde fuera a favorecer la renovación celular. Si te exfolias la piel 2 ó 3 veces a la semana, eliminas la capa de células muertas que se acumulan en la parte más superficial de la piel.

    Te proponemos que pruebes la mascarilla facial Arcillas Puras amarilla enriquecida con Limón Yuzu, sus micro-partículas exfoliantes eliminan las células muertas y su acción iluminadora consigue un efecto flash en tu rostro para que sientas tu piel radiante.

Apunta estos trucos y conserva una piel bonita siempre. ¡Felices 30!