Seguro que llevas años intentando pintar tus ojos perfectamente, pero nunca consigues que quede completamente igualado tu delineado. Has probado todo tipo de fórmulas, pinceles y acabados, pero la perfecta línea extendida alrededor de tu ojo nunca termina de convencerte. Pues bien, ahora te damos todos los trucos para que tú misma puedas pintar un eyeliner completo e impecable.

EL MEJOR EYELINER

Existen muchos tipos de eyeliner diferentes y cada uno es adecuado para un uso en particular. En primer lugar, lo mejor es usar un lápiz Khöl. Son lápices con punta blanda e intenso color y se utilizan para pintar una línea en la parte superior (también para la línea inferior de dentro del ojo).

No es necesario que esta línea sea perfecta, pues con el lápiz puedes borrar fácilmente el producto sobrante o lo que hayas hecho mal. El lápiz de ojos Contour Khöl Carbón Black 161 te permitirá realizar una línea precisa con un color intenso. Luego, aplica un eyeliner en tinta o en gel y conseguirás cubrir por completo el producto empleado.

EL DELINEADOR DE OJOS

Una vez que tengas marcada la línea del ojo, lo mejor es que cojas un pincel indicado para realizar el delineado. Hay muchos tipos diferentes de delineadores que podrás usar para realizar esta línea. Los más comunes son:

  1. Lápices automáticos: no hay que sacarles punta y la punta del lápiz es dura. Prueba a utilizar el lápiz de ojos Infalible Eyeliner y comprobarás como el producto resiste todo el día sin manchar.
  2. El rotulador: es bueno para las chicas que todavía no tienen mucha práctica, pues se desliza con comodidad y se obtiene una línea gruesa para unos ojos llamativos.

  3. El eyeliner en gel: es de larga duración y se aplica con un pincel preferiblemente biselado. Con él se consiguen trazar líneas de alta definición
  4. El eyeliner líquido: como el eyeliner Super Liner. Contiene una pluma de precisión y consigue una línea fina de alta definición, aunque si no tienes pulso es bastante complicado su modo de uso.
  5. También puedes utilizar un delineador con pigmentos minerales: los hay en tonos negros o grises, con los que se conseguirá, gracias a su gran concentración en pigmentos y perlas, un color intenso y luminoso que subrayará y engrandecerá tu mirada.

Cuando selecciones tu formato favorito, comienza desde el centro hasta el final de las pestañas, realizando una línea en ascendente y en forma diagonal. Cuando hayas conseguido llegar hasta el final de tu ojo, completa la operación elevando el pincel hacia la sien realizando un leve rabillo, dibujando una forma como si fuera la última de tus pestañas.

Luego, comienza a unir poco a poco cada trazo (debes estar tranquila y no intentes realizarlo deprisa pues no conseguirás hacerlo bien); cuando llegues a la mitad del ojo, continúa pintando la línea con pequeños trazos hasta llegar al lagrimal, en forma descendente. Ten cuidado de no llegar hasta el final del todo, pues puedes llegar a unirlo con la parte final y que ésta se desplace hacia la parte inferior del ojo manchándolo.

Una vez que ya tengas toda la línea completa, tapa con pequeños toques los posibles huecos que se han quedado en la base de las pestañas. Intenta que el delineado resultante no sea muy grueso pues ofrecerás un aspecto muy duro a tu mirada. Cuanto más fino sea, más sofisticado será el estilo que crearás en tus ojos, aunque siempre variará en función del look que desees conseguir. Si quieres dar mayor intensidad en la mirada, aplica también el eyeliner en las pestañas del párpado inferior.

Como toque final, aplica dos o tres capas de máscara de pestañas y obtendrás una mirada vibrante y espectacular. Prueba con la Máscara Cil Architecte 4D Black Lacquer y mostrarás una mirada intensa con un efecto mágico de pestañas postizas.


Pintar los ojos perfectamente no es difícil, pues sólo es cuestión de paciencia y ¡mucha práctica!