Las pre-bases de maquillaje o también conocidos como primers se han convertido en un producto imprescindible para lucir un rostro impecable. La finalidad principal de la pre-base es, preparar y suavizar la piel, además de darle una mayor duración a tu maquillaje.

Si quieres lucir una piel sublime y espléndida, debes empezar por utilizar una pre-base antes de aplicar tu maquillaje. ¡Verás que cambio!

¿Cuándo es aconsejable utilizar una pre-base?

Lo ideal, es que uses tu pre-base en ocasiones especiales, como: bodas, fiestas, cenas o eventos importantes… también puedes aplicarla día a día o con un look natural y sencillo. Se recomienda usarla en pieles con imperfecciones, con acné o que ya comiencen a tener arruguitas visible, así los afectos serán más aparentes.

Intenta no aplicar gran cantidad de producto, pues si no conseguirás obstruir el poro. Usa sólo la cantidad necesaria en las zonas donde lo necesites, no creas que cuanto más producto más disimularás tus imperfeccione. ¡Sé siempre natural!

¿Cuál es la correcta aplicación de la pre-base?

La aplicación es muy sencilla. Lo primero que debes hacer es limpiar e hidratar tu piel. Lo ideal es que primero apliques un serum específico a tu tipo de piel y, a continuación una crema hidratante. Una vez que tu piel está lista, extiende un pequeña cantidad de pre-base alrededor de tu rostro, con ayuda de tus dedos (como si fuera una crema para tu rostro). Luego, espera unos segundos y ¡lista! Ya sólo queda que te maquilles como lo haces normalmente.

Maquillaje perfecto con pre-base

Un maquillaje perfecto con un primer, comienza aplicando la base preparadora Luz Magique por toda tu tez. Una fórmula fresca, ligera, y aterciopelada que te proporcionará 8 horas de hidratación. Tu cutis se verá al instante perfecto y transparente. A continuación, aplica la base de maquillaje Luz Magique y observarás como tu rostro luce radiante y lleno de vida.

Ya sólo tendrás que maquillar tus ojos y tus labios según la ocasión lo merezca y mostrarás un look perfecto, con una piel en la que todos se fijarán.

Puedes probar también con primers para pestañas, sombras y hasta labios, así observarás como tu maquillaje aguanta inalterable todo el día ¡y la noche!


Cambia el aspecto de tu piel en sólo unos instantes, ¡es la era de las pre-bases!